«No hay ánimo de revancha, lo que pasó en pretemporada está olvidado»

«No hay ánimo de revancha, lo que pasó en pretemporada está olvidado»
José Luis Rodríguez, durante su etapa en el Colunga. / NEL ACEBAL

El técnico del Llanera José Luis Rodríguez asegura que «con árbitro no hubiese sucedido nada» y no oculta sus ganas de jugar en Avilés, «un campo especial para mí»

SANTY MENOR

Será la enésima vez en las últimas temporadas que José Luis Rodríguez se mida a 'su' Real Avilés. Fue rival blanquiazul en su etapa como entrenador del Colunga y el domingo será la tercera vez este curso que se enfrente al conjunto realavilesino, la segunda en el Suárez Puerta, un campo que le debe muchas cosas, entre ellas la grada de rotonda, que ayudó a pintar con sus propias manos, o el marcador electrónico.

Eran otros tiempos y el domingo visitará a un equipo que lucha por no descender al frente de un Llanera que vive el mejor momento de su historia, a tres puntos del 'play off' de ascenso a Segunda B. «Jugar en el Suárez Puerta siempre es especial y la verdad es que me gusta mucho ir», reconoce el protagonista, que en agosto fue testigo de un truculento partido de pretemporada que acabó cinco minutos antes de lo previsto tras varias entradas desproporcionadas.

Varios meses después y disputado ya el partido de la primera vuelta, José Luis le quita hierro al asunto. «Lo que pasó en pretemporada no hubiera sucedido con un árbitro de por medio. Siempre pasan esas cosas, incluso jugando pachangas, si no hay alguien que medie. Al pobre Sergio, que es un gran chaval, le tocó una papeleta muy difícil, sufrió faltas de respeto y al final el partido se calentó, pero no fue más allá y desde el Llanera no hay ningún ánimo de revancha, para los jugadores será un partido normal».

El preparador rojiblanco no se fía del Real Avilés, equipo al que ha visto varias veces esta temporada. «Aunque lleven veinte puntos son un equipo muy difícil de ganar, y si no que se lo pregunten al Lealtad», argumenta. «Es verdad que marcan pocos goles, aunque a mí me hicieron tres, pero son muy ordenados y también encajan poco. Debemos estar a un buen nivel si queremos ganar en el Suárez Puerta».

La receta para conseguirlo, la de siempre. «Nosotros no miramos al rival ni hablamos de él. Tenemos nuestro propio estilo de juego, bastante particular dentro de la categoría, y la verdad es que nos va bien así. Está mal que yo lo diga, pero jugamos muy bien, los aficionados se divierten con nosotros y los jugadores, aunque acaban los partidos bastante cansados, también». El Llanera es un equipo «ofensivo, que intenta llegar rápido arriba, jugar por las bandas y disparar muchas veces a puerta».

Ante las informaciones que circulan por la ciudad, las cuales afirman que el preparador gijonés podría regresar al Real Avilés la próxima temporada, bien para entrenar o para entrenar y gestionar el primer equipo, José Luis Rodríguez deja claro que «no sé nada del tema. Es verdad que me han comentado que se habla eso por Avilés, pero yo estoy centrado en el Llanera, donde me encuentro muy a gusto».

En ese sentido, el técnico gijonés se muestra ambicioso, como en él es habitual. «Aunque el objetivo del club era conseguir esta temporada una permanencia tranquila, lo estamos haciendo muy bien y ha pasado a ser la Copa Federación. Si cuando falten seis o siete jornadas estamos a tiro de los puestos de 'play off', pues lo intentaremos. Tenemos una plantilla corta, nos ha costado completar convocatorias a lo largo del año, teniendo que tirar del B y del juvenil, pero también buenos jugadores que están ofreciendo un gran rendimiento», concluye.