Juanma Castañón cumple con el objetivo a la espera de la liquidación y hablar de futuro

Juanma Castañón en el campo de La Cruz. /  LVA
Juanma Castañón en el campo de La Cruz. / LVA

El entrenador lenense afirma que no conoce las posibles intenciones de la entidad y tras su trabajo en Avilés ya suena para otros banquillos

N. G. AVILÉS.

También el entrenador del Real Avilés finaliza el año de vinculación firmado el pasado verano y tras conseguir el objetivo para el que vino, la permanencia, está a la espera como los demás de cobrar sus emolumentos pendientes, que son casi todos, y de que el club se pronuncie respecto a su situación en el futuro del equipo blanquiazul.

Con el impás que llega al final del ejercicio y sin conocer el perfil del que será próximo proyecto, la dirección deportiva no puede dar un paso en ningún sentido hasta saber por donde van a ir los tiros. Tampoco el técnico se ha pronunciado sobre sus deseos, aunque su nombre, tras cumplir un buen trabajo en un Avilés menor pero siempre exigente, ya suena en los corrillos para algún otro banquillo si no continúa aquí.