Juanma Castañón se vuelve a cruzar en el destino del Caudal

Ni la victoria en el tiempo añadido salvó el domingo a Manuel Álvarez Tomé. El entrenador del Caudal, muy cuestionado por la afición, estaba en la picota y el partido ante el Avilés era una final para Tomé, que no se ha podido mantener al frente del equipo caudalista. Malas sensaciones las que transmite el conjunto mierense, que va por su tercer técnico en lo que llevamos de temporada y que será el ovetense Manolo Simón. El que empezaba el campeonato, Chuchi Collado, caía en la primera vuelta, tras el empate del Caudal en Avilés.

Y es que el equipo blanquiazul, personificado en su entrenador, Juanma Castañón, se ha 'cargado' a los dos inquilinos del banquillo caudalista, lo que no deja de tener su aquello porque el mister del Avilés es natural de Pola de Lena, pero reside desde hace muchos años en Mieres y allí regenta junto a su esposa un negocio. El domingo, un grupo de aficionados coreaba su nombre como entrenador caudalista.