Marino y Avilés, en distinto plano

Marcos en un entrenamiento en La Toba al lado de Polo y con Pereira al fondo. / MARIETA
Marcos en un entrenamiento en La Toba al lado de Polo y con Pereira al fondo. / MARIETA

El equipo azulón necesita ganar para acercarse al líder y el blanquiazul por la amenaza del descenso | El empate del Lealtad y la victoria del Madalena convierten el de hoy en un partido trascendental para los dos equipos en busca de sus objetivos

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

La pasión que no hace mucho tiempo despertaban los partidos entre Avilés y Marino, Marino y Avilés, se pierde en el baúl de los recuerdos. La pérdida de casi todo ha convertido al blanquiazul en un equipo menor disfrazado de grande apelando a su historia, mientras en Luanco siguen dando ejemplo de lo que debe ser un club de fútbol con un buen proyecto deportivo.

Así pintamos las vísperas del encuentro que desde las 18.30 horas se disputará en el vetusto campo de Miramar, en el que un equipo, Marino, llega donde tiene que estar, en la pomada del campeonato, que se vuelve a abrir con el empate ayer del Lealtad, que dejaría en dos puntos la diferencia entre primero y segundo si ganan los azulones.

Mientras, el Real Avilés circula por la zona más baja, en la que convive desde hace dos años con los más flojos. El lugar en el que la propiedad ha colocado al club decano, que vuelve a estar al borde del abismo con la victoria del Madalena en Ceares y a la espera de lo que haga esta tarde en Gijón Industrial ante el Llanera en Santa Cruz.

Con este decorado no hay más remedio que situar al Marino muy por encima del Avilés, tanto como la diferencia de puntos entre ambos en la clasificación, 48. Casi nada vaya.

Juanma Castañón apostó hace siete días por reforzar el trabajo defensivo en la visita del Covadonga, pero no le salió bien la jugada porque el conjunto ovetense tiene mucha calidad en su plantilla y goles para regalar. En el Marino, con algo menos de pegada (ocho tantos) también aflora el talento y el de Oli es un equipo mucho más fiable defensivamente, pero el técnico lenense podría descartar esa variante defensiva en Miramar y dotar a su equipo de más opciones ofensivas porque el Avilés tiene poco que perder y mucho que ganar ante un rival en un plano muy superior.

Varios cambios

Para empezar hay movimientos en defensa, con el retorno de José Antonio al lateral y la ausencia de Naranjo, al que Castañón da descanso por unas molestias. Todo apunta a Berto Laviana como recambio, con Carlos en el pivote, teniendo en sus costados a Nico Pandiani y Marcos. Los carriles ofensivos serían para Pereira y Polo siempre que estén para jugar de mano a cuestas con sus dolencias. Sus alternativas son David y Pedro, con Xavi en punta.

Con esos apuntes, compactamos un once probable con Borja Piquero; Paulo, Santa, Berto Laviana, José Antonio; Carlos Núñez; Pereira, Nico Pandiani, Marcos, Polo; y Xavi. En el banquillo, además de los apuntados David y Pedro, estarán Slavi para la portería, Barra y Armando. Se quedan fuera Patxi, Avel, Gowtham y Naranjo.

Oli Álvarez cuenta con todos sus futbolistas tras la recuperación de Álvaro García de su lesión de tobillo. El técnico ha convocado a todos sus futbolistas y recordamos como probable el once inicial del último partido, ganado con sufrimiento y un gol de falta de Luis Morán en Noreña. Rabanillo; Borja Álvarez, Trabanco, Pantiga, Guaya; David González, Iván Fernández; Luis Morán, Álex Arias, César García; y Germán Fassani.