«La mayor motivación es el triunfo»

Viti Amaro pensativo durante la sesión de entrenamiento. / MARIETA
Viti Amaro pensativo durante la sesión de entrenamiento. / MARIETA

Viti Amaro, entrenador del Avilés, asume que «estamos más obligados que el Navarro y estoy seguro de que acabarán saliendo los resultados» | «La rivalidad es un aliciente añadido, pero lo importante es la necesidad de ganar»

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

Sumido en una dinámica de buen juego y resultados insuficientes para el rol que se le supone a un club con nuevo proyecto, el Avilés recibe el domingo a sus vecinos de Valliniello, al Navarro, en lo que debería ser una fiesta que, por razones clasificatorias, tiene a sus protagonistas en capilla.

Y el entrenador del Avilés tiene claro que «la rivalidad local es un aliciente añadido, no el principal del partido. Con la necesidad de sumar puntos que tenemos los dos equipos, en lo único que piensas es en la importancia del encuentro y supongo que la mayor motivación de ganar es por salir de la situación en la que estamos».

Viti Amaro también tiene asumido que el Avilés está más obligado que el Navarro: «La obligación en el Avilés es máxima, se supone que sea cual sea el rival, hay que pensar solo en ganar. Las aspiraciones del club es estar arriba, en la zona noble de la clasificación, pero no lo estamos, aunque tampoco merecemos lo que se refleja en ella. A partir de ahí entiendo que tengamos más obligación nosotros, pero no lo miramos como un condicionante para jugar el partido».

Esas aspiraciones de los nuevos gestores no se están cumpliendo por la inercia de empates que han dejado ya muy atrás al Avilés después de seis jornadas: «No perdimos con rivales importantes como el Caudal o el Covadonga, pero ya sabemos que los empates solo se hacen buenos cuando encadenas varias victorias».

El equipo blanquiazul ha dejado la sensación de jugar bien pero sin pegada en ataque. Y esa tendencia de ser mejor y no ganar puede acabar desquiciando a los futbolistas, como sucedió el domingo en Pola de Lena: «Cuando crees que estás haciendo bien las cosas y no te llega para ganar un partido tras jugar seis, claro que te puedes desesperar. Hay equipos que ganan jugando mal y a nosotros no nos vale hacerlo bien, aunque esta racha cambiará».

La ansiedad

Con esa obligación de ganar, una de las premisas del partido de mañana es la ansiedad del Avilés si el Navarro complica el decorado que esperan los locales: «Es posible que la lectura previa del encuentro es que nosotros tendremos el balón, por el estilo del equipo, por jugar en casa... Es muy importante que sepamos llevar los tiempos, que no nos entren las prisas y saber que son 90 minutos». Y para ganar piensa que «sobre lo que estamos haciendo darle un poco más, llegar más y rematar mejor. No veo al equipo tan mal, más pronto que tarde los resultados van a salir».

Y de su rival de turno, dice que «es un equipo muy de Héctor, lleva varios años en el Navarro haciendo un gran trabajo. Tiene una base de la pasada temporada y han fichado bien dentro de las limitaciones económicas de los clubes más modestos. Viene en una mala racha de derrotas, pero en todas hubo matices,. Está compitiendo en todos los partidos y en varios ha perdido en los tramos finales. Tengo el máximo respeto por el Navarro y estoy seguro de que no va a darnos ninguna facilidad».