Real Avilés

Real Avilés | Mejor registro, mismo sufrimiento

Marcos, Santa y Paulo al final del partido del domingo ante el San Claudio./DAMIÁN ARIENZA
Marcos, Santa y Paulo al final del partido del domingo ante el San Claudio. / DAMIÁN ARIENZA

El Real Avilés superó el domingo los puntos totales de la pasada campaña, pero no ha evitado la amenaza del descenso a Preferente

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

El Real Avilés transita por segunda temporada consecutiva en la parcela de los peores equipos, esa en la que el objetivo es la permanencia. Hace un año agonizaba por sus propias carencias y los dos descensos de propina a Regional Preferente, de los que finalmente cayó el primero para un equipo salvado por el Langreo. Doce meses después, esas sombras no se han despejado aunque el equipo de Juanma Castañón haya superado, con cuatro jornadas por delante, los puntos sumados en el anterior ejercicio.

Poco mérito para la historia del club decano superar los pírricos 32 puntos sumados entonces, pero mucho si consideramos todas las circunstancias, empezando por la reiteración del ya se pagará cuando se puede. Que siempre suele ser al final y previa denuncia en el sindicato. Dos años jugando con fuego, el primero librado de milagro, el segundo ya veremos porque aún en mejor situación que doce meses atrás, lo cierto es que la permanencia en Tercera División aún está en el aire para un Avilés que el domingo puso fin a tres derrotas seguidas para tomarse un respiro de seis puntos sobre el descenso.

Un triunfo sufrido ante el colista San Claudio con el que se afrontarán sin dramatismo las dos próximas citas ante el Covadonga, equipo más goleador del grupo que busca el 'play off', y Marino de Luanco, peleando aún por el campeonato. Después vendrán el Siero, también implicado en la lucha por evitar el descenso, y el Ceares en La Cruz, visita que el Avilés espera afrontar con el objetivo conseguido.

Los cálculos sirven de poco, más allá de asumir que cada fin de semana aumenta o disminuye la cifra de puntos necesarios para salvarse en una Tercera que cada año baja el precio de la permanencia. Los 33 puntos actuales pueden ser suficientes lo mismo que quedarse cortos según hagan los que aún no han llegado a esa cifra.

De momento el equipo se toma un respiro con una victoria de la que se disfrutará un par de días, el festivo de ayer y el de hoy, por lo que el equipo preparará la visita del Covadonga (domingo, 17 horas Suárez Puerta) con sesiones mañana en la Toba 3, jueves y viernes en el propio escenario del partido, en el que José Antonio será baja por sanción.