Necesidad por encima de rivalidad

Moisés López y Marcos Fernández cerca del Román Suárez Puerta. / MARIETA
Moisés López y Marcos Fernández cerca del Román Suárez Puerta. / MARIETA

Avilés y Navarro se vuelven a encontrar en un partido marcado por la situación clasificatoria de los dos | El equipo de Viti Amaro busca su primera victoria del curso ante un rival que llega a la cita tras cinco derrotas consecutivas

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

El alicaído fútbol avilesino tiene este domingo una cita con relieve, no por la categoría deportiva ni el momento que se vive, pero el aliciente de ver a dos equipos del municipio medir sus fuerzas en Tercera División es lo poco que uno puede llevarse a la boca como aliciente. Pero el Real Avilés-Navarro de este mediodía (Suárez Puerta, 12 horas) tiene como argumento principal la necesidad de puntos con la que llegan los dos equipos a la cita.

La rivalidad, aunque los caminos de Avilés y Navarro nada tengan que ver, será en esta ocasión el argumento añadido, con el morbo de que el modesto equipo de Valliniello sea capaz de sumir a sus vecinos en una gran crisis. Para el conjunto local todo lo que no sea ganar será un fiasco y con esa obligación de sumar los tres puntos, de estrenar victoria al séptimo día, tiene que afrontar el derbi avilesino.

Un partido que vuelve ocho temporadas después del último y que vivirá su novena edición. Como en los anteriores, muy mal lo ha tenido que hacer el Avilés y muy bien el Navarro para llegar a este momento en el que ambos van de la mano en lo más bajo de la clasificación.

Obligado por todas las razones a ganar, en el equipo blanquiazul solo se piensa en el triunfo para despejar las dudas que se ciernen sobre el potencial del proyecto. Viti Amaro confía en el saber estar de sus futbolistas y espera que la ansiedad no haga presa si las cosas se tuercen. Y Héctor Suárez buscará alargar el partido sin mácula para que los nervios hagan su trabajo. «Tenemos que estar muy atentos en su arreón inicial», advierte el técnico azulgrana.

A ras de banquillo los dos entrenadores tienen sus planes decididos y listos a sus actores, que son todos en el Navarro, los 21 de plantilla, y en el bando local alguno menos con las bajas del sancionado Imanol y el lesionado Carlos Viesca. Ni Amaro ni Suárez han desvelado sus planes, pero en ambos casos se intuyen algunas variantes sobre la cita anterior.

En las filas blanquiazules la baja de Imanol obliga a un cambio y probablemente haya un segundo movimiento, además de un dibujo distinto al de Pola de Lena. Nico Pandiani y Santullano apuntan a titulares, el uruguayo como central dejando por la más que probable posición de lateral zurdo de Álvaro.

En el bando azulgrana Héctor Suárez apostará por jugar muy juntos para quitarle el balón al Avilés y buscar la velocidad a la hora de salir al contraataque.