Hacer de la necesidad una virtud

Los jugadores del Avilés en el entrenamiento del miércoles en La Toba realizando carrera continua. /  MARIETA
Los jugadores del Avilés en el entrenamiento del miércoles en La Toba realizando carrera continua. / MARIETA

Castañón espera que su equipo rompa la racha negativa a domicilio ante un San Martín que solo ha ganado un partido en su campo de El Florán El Avilés, con solo quince futbolistas, aspira a refrendar en Sotrondio su buen partido ante el Caudal

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

Consumido el primer tercio del campeonato, el Real Avilés ha obtenido bastante más de lo que se podía esperar de un equipo formado por canteranos y veinteañeros franceses de los que apenas quedan tres de siete. Con solo quince jugadores en plantilla y sin contar con ayudas de la escuela de fútbol, el equipo blanquiazul afronta este mediodía un nuevo compromiso a domicilio, frente al San Martín (12 horas, campo El Florán de Sotrondio).

Situado por la zona media de la clasificación, decimosegundo, el equipo blanquiazul parece querer hacer de la necesidad una virtud y con quince puntos sumados a estas alturas, cerrado el primer tercio de la competición, ha superado en cinco los conseguidos hace justo un año, cuando el Avilés estaba en la decimoséptima posición.

El empate que pudo ser victoria el pasado sábado ante el Caudal, las sensaciones dejadas en un partido desigual por el nivel de las dos plantillas, ha vuelto a poner de manifiesto que el de Juanma Castañón es un equipo al que cuesta tumbar. Y eso es lo que esta mañana quiere plasmar otra vez, aunque para ello tendrá que elevar un nivel competitivo que a domicilio baja bastantes enteros, como se puede apreciar en las tablas parciales.

Las mismas que dicen lo contrario del conjunto dirigido por el técnico avilesino del San Martín, Julio Arniella, que suma más puntos en campo ajeno que en el propio, donde solo ha ganado uno de sus cinco compromisos, empatando tres y perdiendo el restante. Un dato más de relevancia: solo recibió un gol y recibe al equipo que menos ha marcado, siete, el peor registro del grupo.

Sin delanteros tras la marcha de los galos Jordan y Kevin, que no dieron la medida, el fichaje del avilesino Diego Polo ya se dejó notar, aunque sin la suerte del acierto, en la visita del Caudal al Suárez Puerta. El atacante protagonizó las tres ocasiones de su equipo, dos propias y la que propició para Pedro: «Acabará entrando», dijo Polo, que buscará su primera diana blanquiazul para añadir a las tres que se trajo desde su anterior equipo, L'Entregu.

En común San Martín tienen, además de los colores azul y blanco de sus indumentarias, que han partido esta temporada casi de cero. Arniella aceptó el proyecto sotrondino con solo dos futbolistas del ejercicio anterior, en el que Chiqui De Paz dejó décimo clasificado al equipo. Castañón empezó en unas condiciones muy parecidas, solo cuatro jugadores, y la eterna incertidumbre que planea sobre el club a todos los efectos. Y para completar rasgos comunes, en las dos plantillas encontramos futbolistas extranjeros.

Y con el mismo objetivo general fijado en la permanencia, San Martín y Avilés son rivales directos y los puntos en juego elevan su valor, por lo que se vislumbra un partido trabado, con prevalencia defensiva, al menos por lo que atañe al esquema blanquiazul. Castañón no ha repetido alineación titular y no se sabe si esta vez será la vencida. El técnico había sopesado volver al doble pivote con Cisse y Carlos, aunque esa opción no está confirmada.

Otra variante que también de apunta es la de José Antonio en el interior zurdo por Wilfried. Con ello el once probable será el formado por Borja Piquero; Paulo, Santa, Naranjo, Barra; Carlos Núñez; Pereira, David Pérez, Marcos, Wilfried o José Antonio; y Polo. Alexis Lemus, Cisse y Pedro completan la relación de 15 convocados para Sotrondio.

En el San Martín esperan con ciertas reservas la visita de un Avilés al que Julio Arniella conoce al detalle. El técnico avilesino asume que sus jugadores deben tener «paciencia» para buscar el gol y vigilar muy mucho las contras visitantes. Aunque solo ha ganado un partido, tampoco es fácil ganar en El Florán, donde solo lo ha conseguido un equipo, el Madalena con el único gol encajado en casa por el San Martín.

En las filas locales Arniella tiene a todos disponibles, salvo el portero Javi Torres, lesionado de gravedad hace un par de semanas y que está a la espera de fecha para pasar por el quirófano y ser intervenido de una rotura de ligamentos de rodilla. Arniella podría repetir el once que el domingo pasado se impuso al Condal en Noreña.

 

Fotos

Vídeos