El Comercio
Real Avilés

REAL AVILÉS

La plataforma popular vota en asamblea crear un nuevo club de fútbol en Avilés

Durante dos horas se debatió en el Centro Cívico de Los Canapés la posibilidad, finalmente aprobada, de fundar un nuevo club de fútbol en Avilés.

Durante dos horas se debatió en el Centro Cívico de Los Canapés la posibilidad, finalmente aprobada, de fundar un nuevo club de fútbol en Avilés. / Marieta

  • Doscientos aficionados apoyan partir de cero con un nuevo modelo alejado del actual y la próxima semana se celebrará la asamblea fundacional

Más de doscientos aficionados al fútbol en Avilés asistieron ayer a la asamblea consultiva convocada por la plataforma 'Por un Avilés de sus socios', en la que se aprobó, por aplastante mayoría -solo cuatro votos en contra- la fundación de un nuevo club para la próxima temporada, la 2015-2016, y que saldrá a competir en la categoría más baja, Segunda Regional. La próxima semana se celebrará, en día y hora por determinar, la asamblea fundacional o constitutiva, de la que saldrá una junta directiva que previo paso por una Notaría acudirá al Registro de Asociaciones para inscribirse como club deportivo básico, cuyo nombre está aún por decidir.

El eco de la plataforma popular en las redes sociales, con más de mil quinientos apoyos, tuvo ayer el apoyo in situ de 205 asistentes, según la mesa presidencial en la que junto a Diego González, la persona que puso en marcha la plataforma, estaban los representantes de las peñas, Kiko Menéndez, de Lloriana, José Manuel Sal de Rellán, de Orsay, Joan Manuel Peña, de Longaniza Blues, y Juan Carlos González, de El Paraguas.

Desde la mesa se recordaron los motivos de la reunión, expuestos por Rellán y Diego González, quienes argumentaron el hartazgo que existe entre la afición por el modelo de gestión del máximo accionista, «el suyo propio y el que se inventó cediendo la gestión estos últimos años. Sabemos que el Real Avilés es el club más antiguo de Asturias y el octavo de España», subrayó Diego González, «pero queremos un modelo distinto, recuperar los valores del fútbol, de un club que sintamos como nuestro, con las cuentas claras y públicas, cercano, que sea un ejemplo para los niños y que arrastre a la ciudad», son las razones expuestas para dejar de lado al Real Avilés actual, «que está secuestrado por José María Tejero».

La plataforma popular recordó «los ejemplos del Palencia, donde había menos de 150 personas en la primera asamblea y ahora están jugando el 'play off' de ascenso a Segunda B. O el Jerez Deportivo, que arrancó con cinco mil socios».

Una vez conocidos los argumentos y motivos de la plataforma para defender la creación de un club se fue abriendo el capítulo de intervenciones, la mayor parte de apoyo al proyecto. Entre ellas la del entrenador avilesino Raúl González, quien introdujo como matiz la idea de buscar una categoría más alta que Segunda Regional para que la travesía sea más corta, proponiendo el Navarro como aliado para competir en Regional Preferente y tener un año de margen para pulir el proyecto y crecer sin prisa pero sin pausa.

Apretar con el convenio

Sin embargo quien más efecto dejó en sus palabras fue el abogado Juan Carlos Fernández, candidato de Foro en Avilés y experto en derecho deportivo por sus años de trabajo en comités de disciplina. Calificó de «fácil» la creación de un club en cuanto a los pasos a seguir, al margen de lo que se quiera construir en la nueva entidad que va a nacer.

De la situación del actual Real Avilés, puso el dedo en una llaga que encendió los ánimos: «El Ayuntamiento está obligado a tratar al club como a cualquier ciudadano, es decir, hay que pagar los impuestos, cumplir las obligaciones. Y tiene la potestad de aprobar en un Pleno la rescisión del convenio del Suárez Puerta por los reiterados incumplimientos».

Tampoco faltaron opiniones que dudan de la viabilidad de fundar un club para competir con el original sin tener recursos. Era la opinión del socio número seis, que recordaba además la desidia de una ciudad en la que hay poco apoyo al Avilés: «Si en su momento nadie quiso comprar acciones, llegado el momento si el club nuevo va ascendiendo, habrá que poner dinero».

Otros aficionados y socios del club actual plantearon la posibilidad de forzar la marcha de José Manía Tejero, aunque enseguida se les recordó que «no vende quien puede, sino quien quiere», en alusión al millón de euros que John Clarkson habría ofrecido por los títulos del máximo accionista sin respuesta positiva: «No se quiere ir y nosotros no queremos que esté en el Avilés. Como no se va él, los que nos marchamos somos nosotros, aunque nos duela porque nos hemos dejado mucho en estos años por el equipo», enfatizó Sal de Rellán. «Este club tiene un tumor maligno que no podemos extirpar».

Manos a la obra

Con nuevas intervenciones, una de ellas del exportero Vilches a favor de comenzar de cero, se fue llegando al momento de dar respuesta a la pregunta: ¿Fundación de un nuevo club, sí o no? Cuatro votos en contra, siete abstenciones y el resto de brazos dispuestos a embarcarse en la aventura de poner en marcha un nuevo club de fútbol, en el que se contempla para un futuro a corto plazo crear también una estructura de equipos de cantera.

La próxima semana se pondrán las bases del nuevo club en su asamblea constitutiva, a partir de la cual se solicitará al Ayuntamiento la utilización de un campo de fútbol en la ciudad, sin descartar ninguna posibilidad.