El Comercio
Real Avilés
Pablo Lago el pasado verano tras ser presentado por el Caudal. Y lo hará con el Real Avilés.

Pablo Lago el pasado verano tras ser presentado por el Caudal. Y lo hará con el Real Avilés. / J. M. Pardo

REAL AVILÉS

«El Real Avilés es un reto muy ilusionante»

  • Pablo Lago firmó ayer su contrato como nuevo entrenador del Real Avilés para la próxima temporada

  • «El proyecto es de lo más atractivo y creo que estoy preparado para la responsabilidad que han puesto en mis manos», afirma el vegadense

El acuerdo estaba avanzado y casi cerrado desde media mañana, pero hasta cerca de las nueve de la noche no se hizo oficial el nombramiento de Pablo Ballesteros Lago como entrenador del Real Avilés. El exjugador y técnico natural de Vegadeo firmó su contrato en las oficinas del estadio Román Suárez Puerta después de mantener una charla personal con el máximo accionista. «El del Real Avilés es un reto muy ilusionante», dijo el nuevo responsable del primer equipo blanquiazul, que será presentado esta tarde en el mismo estadio avilesino, a las seis y media.

El del Real Avilés no ha sido nunca en banquillo fácil, aunque sí atractivo para los entrenadores, más si cabe en un técnico joven -cumplirá 41 años el 31 de agosto- y que tiene en mente ser profesional como lo fue como futbolista en activo. El vegadense tiene asumido que «a la vez que atractivo, es un reto difícil porque la exigencia en este club es máxima. Pero estoy preparado para salir airoso y conseguir los objetivos que nos hemos propuesto, y que son los de estar en la lucha por el ascenso a Segunda B».

Eran sus primeras palabras a modo de avance tras estampar su firma al lado de la de José María Tejero en un contrato con un año de vinculación y una cláusula de premio si el equipo avilesino asciende a Segunda B. La exposición del proyecto presentado por Juanjo Prendes convenció a Pablo Lago, que se tomó varias horas para hacer sus gestiones con distintos jugadores que le interesaría tener en el Avilés.

Avanzada la tarde, Lago llegaba al Suárez Puerta para cerrar el contrato y cumplir su deseo de mantener una charla personal con Tejero, el presidente del club: «Yo no he intervenido en nada porque las gestiones deportivas las llevan los técnicos y ellos son los que se han decidido por Pablo Lago. Quería conocerme y hablar del proyecto, pero no tenía ninguna duda que resolver porque todo estaba pactado». De su impresión sobre el nuevo entrenador subraya que «tengo total confianza en las personas que llevan la parcela deportiva y Pablo Lago me parece una buena elección. Es un entrenador distinto a Xiel, para empezar por la edad, y tiene ambición por llegar alto en los banquillos. Ha demostrado estar preparado para el reto de subir al Avilés porque ya lo hizo con el Langreo y creo que puede hacer un buen trabajo».

«Una gran oportunidad»

Pablo Lago ya sonó en su día como técnico blanquiazul y tras «agradecer la confianza que han puesto en mi persona», reconoció que «ha sido todo muy rápido y algo que no esperaba», en referencia a la renuncia de Xiel por motivos de salud. «Se había publicado que era el entrenador, así que ha sido una sorpresa por ese motivo. La primera conversación en serio fue el domingo y hoy lunes lo hemos cerrado. El proyecto es muy atractivo y considero que es una gran oportunidad para mi carrera como entrenador».

El exjugador formado en el Oviedo, que triunfó en el Rayo Vallecano y Las Palmas, además de militar en el Sporting, no lleva precisamente una mala trayectoria en los banquillos. Tras ascender al Langreo y quedarse en el intento con el Caudal, le llega el reto del Real Avilés, «uno de los referentes en Asturias, es un lujo poder entrenar aquí por la historia del club y por las posibilidades que tiene. Además, el proyecto que me han presentado es de lo más atractivo y es un orgullo ser el entrenador del primer equipo, la verdad es que estoy muy contento, es un día feliz», dijo Pablo Lago tras regresar a Vegadeo después de rubricar su compromiso con el Avilés.