El Comercio
Real Avilés

Un partido para competidores

  • El Real Avilés tendrá que dar el máximo si quiere ganar a un Llanes muy fuerte

  • Pablo Lago podrá contar con Cristian y repite once inicial en una complicada salida en la que pide concentración a balón parado e intensidad

Una prueba de fortaleza. El Real Avilés visita esta tarde el campo de San José, donde a partir de las cinco el equipo de Pablo Lago se las verá con un Llanes que pasa por ser el equipo más físico y de más talla del grupo asturiano de Tercera División. Un partido para competidores, como quiere que sean hoy sus jugadores el entrenador blanquiazul, Pablo Lago, que podrá repetir su último once inicial después de la recuperación de Cristian, en condiciones de jugar tras entrenarse ayer con normalidad, por lo que tan solo Jorge Rodríguez está en la lista de ausencias forzadas.

La de Llanes es una de las citas de mayor complicación, no solo para el Avilés. San José es un campo pequeño y el verdiblanco siempre se ha distinguido por ser un equipo de gran solvencia local, y que casi siempre ha tenido, como ahora, equipos con mucha talla y fortaleza física sin que eso suponga un estilo de patadón y tentetieso. Jugadores como Diego Arias, Alonso, el veterano Aitor y otros, saben manejarse con el balón, que en juego parado se convierte para el Llanes en un arma de consideración porque hay muchas torres, Miguel, Yoni, los centrales, y buenos sacadores.

La estrategia ha sido uno de los argumentos centrales en el trabajo de Pablo Lago durante la semana y ayer mismo, con un amplio repaso en imágenes antes de salir al campo para ventilar el último entrenamiento. «Es un rival muy fuerte en las acciones a balón parado y no nos podemos despistar ni una vez, hay que ser muy competitivos para sacar un buen resultado en Llanes», recalca el técnico blanquiazul.

En lo que va de campeonato los llaniscos han alternado sus victorias en casa con dos derrotas y un empate a domicilio, lo que habla de un equipo solvente en su campo, no tanto en los desplazamientos, aunque también el calendario tiene su influencia. El Avilés será el primer rival de fuste tras pasar por San José tres equipos de la zona baja, Astur, Roces y Mosconia, y habrá que ver la respuesta del conjunto dirigido por Chuchi Collado ante uno de los candidatos al campeonato.

Si el Llanes tiene por delante un reto, el Avilés se planea el suyo propio, que pasa por ampliar la estela de victorias tras el esperanzador inicio de temporada. El partido tiene un alto grado de dificultad que los avilesinos esperan superar con la experiencia y la calidad que reparte en su plantilla. Defender, o mejorar si es posible, la tercera posición, es la consecuencia que quiere el equipo al final del choque.

A la hora de plantearlo, Pablo Lago no variará su alineación inicial respecto al domingo pasado, con matices en la situación en un campo de reducidas dimensiones, y con aplicación máxima para todos en las acciones de balón parado y segundas jugadas. La recuperación de Cristian permite al técnico repetir un once en el que Luismi, como en el segundo tiempo frente al Ceares, se ubicará en punta.

El once más probable del Avilés será el formado por Guillermo; Marcos Torres, Otero, Pantiga, Jorge Fidalgo; Nacho Fernández, Jorge Sáez, Matías, Nacho Méndez; Luismi y Cristian.