Lo más parecido a una final para el Avilés

El portero búlgaro Slavi tendrá su segunda oportunidad tras su estreno ante el Ceares. Santa (4) es baja por sanción. / MARIETA
El portero búlgaro Slavi tendrá su segunda oportunidad tras su estreno ante el Ceares. Santa (4) es baja por sanción. / MARIETA

No puede permitirse un tropiezo ante el Gijón Industrial para evitar acercarse a puestos de descenso | El equipo de Juanma Castañón espera romper ante los fabriles su racha de cuatro derrotas seguidas en el comienzo de la segunda vuelta

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

El partido de esta mañana frente al Gijón Industrial (12 horas, Suárez Puerta) es para el Real Avilés lo más parecido a una final, aunque llega justo en el inicio de la segunda vuelta del campeonato. Iniciar este periplo con buen pie pasa por ganar y marcar una franja de seis puntos más uno con el rival que a esta hora marca el tercer puesto de descenso directo.

Sumido en su peor racha de resultados con cuatro derrotas seguidas y un anterior empate, el equipo blanquiazul está obligado a quebrar esa racha con una victoria de valor incalculable para el recortado proyecto del Avilés, que dentro de siete días tiene otro partido trascendental en el feudo del Universidad de Oviedo, a loas 12 horas.

Aunque el nuevo año empezó de la peor forma con una derrota frente al Ceares, algún brote verde en la mermada plantilla que maneja Juanma Castañón abre una pequeña ventana a la esperanza. El equipo avilesino es el segundo peor en el balance de goles a favor, nueve, y espera que la recuperación de Diego Polo y la llegada de Xavi Cencillo, hagan posible que marcar un gol no sea una casualidad.

El avilesino, cuya presencia en el campo se deja notar un cien por ciento en la capacidad para crear peligro, regresa al once después de una inoportuna lesión y espera estrenar su cuenta realizadora que se le negó en sus primeros partidos. El catalán es un joven que viene de golear en la segunda regional para abrirse camino en Tercera División de la mano del Avilés.

Altas y bajas

Son las dos noticias positivas en un equipo que presenta la cara opuesta con las ausencias del portero Borja Piquero, segunda de varias jornadas de baja, y la del central Santa, bastión defensivo del Avilés a lo largo y ancho de la primera vuelta.

La portería blanquiazul estará ocupada por el búlgaro Slavi en su segunda presencia tras su nervioso estreno ante el Ceares hace siete días. La pareja de Naranjo en el eje de la zaga será para el paraguayo Osmar Avel, que junto a David Pérez retorna al equipo tras cumplir sanción. Las dudas para formar el once parten del estado del francés Paulo y del avilesino Carlos Núñez.

El lateral lleva dos días encamado con un fuerte proceso gripal que pone en duda su presencia en los planes iniciales de Castañón, en los que aparece como lateral izquierdo para dar descanso a Barra tras dos partidos negados del canterano. Si el galo no está para competir el lateral será José Antonio. El pivote arrastra desde hace semanas molestias en un tobillo, aunque en principio hay que apostar por su presencia en el equipo.

Con esos apuntes, el once probable estará formado por Slavi; Pereira, Avel, Naranjo, José Antonio o Paulo; Carlos Núñez; Pedro, Berto Laviana, Marcos, David Pérez; y Polo. Completan la lista de citados el portero Alexis Lemus, Barra, Gowtham y Xavi Cencillo.

Más