Real Avilés

«Pido perdón si ofendí a alguien, pero nunca he hablado mal de la afición»

Vilches posa con el Suárez Puerta de fondo./OMAR ANTUÑA
Vilches posa con el Suárez Puerta de fondo. / OMAR ANTUÑA

Vilches asegura en su presentación que «sólo respondí a insultos y ataques recibidos por anónimos» y agradece a Norte Proyectos «su confianza y respaldo»

SANTY MENORAVILÉS.

La presentación más esperada de la pretemporada tuvo lugar ayer en el Suárez Puerta, y no tenía como protagonista ni al entrenador ni a ninguno de los jugadores que forman parte del primer equipo del Real Avilés. José Manuel Domínguez Vilches cogió el toro por los cuernos y se puso delante de los micrófonos para responder todas las preguntas relativas a su polémico fichaje, que ha derivado en que la peña Indeseables haya decidido de forma «irrevocable» no acudir al estadio esta temporada.

Vilches, a quienes sus críticos echan en cara haber sido durante unos meses director deportivo del Avilés Stadium y discutir tanto en el campo como en las redes sociales con aficionados blanquiazules, explicó ayer, sentado junto al director deportivo del Real Avilés, José Álvarez, y a su adjunto, Mikel Trabanco, que «nunca he estado en contra del global de la afición del Real Avilés. Simplemente respondí, tanto en el campo como en las redes sociales, a insultos y faltas de respeto recibidas por gente que no conocía, en muchos casos anónimos».

Más noticias

El gijonés quiso pedir «perdón si ofendí a alguien en particular, porque quizá mis formas tampoco fueron las adecuadas, no debería haberme puesto a la altura de las personas que me increparon, pero en ese momento reaccioné así. Recuerdo que, aquel día en el estadio, en mi segunda visita con el 'Indus', miembros de la peña (Indeseables) me empezaron a insultar desde el minuto uno y, mi familia, mis niños, que estaban sentados cerca de ellos, tuvieron que irse a otra zona del estadio porque aquello era insoportable. Cuando marcamos al final miré hacia ellos y sonreí, porque me habían dicho de todo durante el partido completo», recuerda.

El nuevo entrenador de porteros blanquiazul imaginaba que «mi pasado en el Stadium podía traer cola, pero el protagonista no debo ser yo ni el Stadium. El protagonista es el Real Avilés, al que ha llegado un grupo gestor con ganas e ilusión de hacer las cosas bien». Vilches no se «arrepiente» de haber participado en los primeros meses de vida del Stadium y tampoco considera negativa la coexistencia de los dos clubes. «También está ahí el Navarro. Todos debemos trabajar de la mano por un bien común que es que el fútbol de Avilés resurja».

Vilches cree que, a pesar de que José María Tejero sigue siendo el presidente, «todos los que queremos al Avilés queríamos un cambio como este y ahora que ha llegado tenemos que apoyarlo. Viti Amaro puso mi nombre en la mesa, Norte Proyectos apostó por mí y estoy muy agradecido». No en vano, el gijonés puso su cargo «a disposición, cuando vi la polémica que se había montado», pero desde la dirección decidieron mantenerle en el cargo «porque lo hemos fichado por razones deportivas», dice José Álvarez. El director deportivo siente «mucha pena» por la decisión de Indeseables, y asegura que «yo concibo el fútbol como una fiesta, no para insultar, y tanto ellos como el resto tienen las puertas abiertas del Suárez Puerta».

En lo deportivo, el primer equipo blanquiazul realizó ayer una doble sesión en Tabiella, participando por la tarde Álvaro Peñalver, y las dos de hoy podrían quedarse en una «por el gran trabajo que están realizando los jugadores. Exprimirles más podría ser perjudicial para el futuro», dice Viti Amaro.

Más