La portería es la única duda de Castañón para Colunga

Patxi.
/MARIETA
Patxi. / MARIETA

El técnico del Avilés debe elegir entre Slavi o Patxi para suplir la baja de Borja Piquero

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

El nuevo plan de entrenamientos que salvo excepciones regirá hasta final de temporada con tres sesiones, martes, jueves y viernes, esta en el Suárez Puerta, se inició ayer con el primer día de trabajo preparatorio con vistas al partido del domingo en el campo de Santianes, donde a las cuatro de la tarde se medirá al Colunga. Una cita en la que el técnico blanquiazul se queda sin uno de los seguros de vida del equipo, Borja Piquero, que tiene que cumplir sanción que a su rodilla operada le vendrá bien tras recibir un golpe ante el Praviano, en el remate que le sacó de manera portentosa a Juanma.

No será por falta de sustitutos el problema, con el búlgaro Slavi y el aragonés Patxi en plantilla. Elegir el relevo de Piquero es la única duda de Castañón para formar un once en el que los diez restantes serán los mismos que el domingo. Ninguno ha convencido en los partidos que disputaron, con muchos nervios escénicos, algunos errores y una falta de experiencia que se data en su juventud y pocos minutos en la categoría.

El Avilés ha encajado en 29 jornadas 45 goles (1,5 por partido). A Borja Piquero le marcaron 30 en los 22 partidos que jugó (1,36). Slavi disputó cuatro choques recibiendo nueve tantos (2,25) y Patxi encajó seis en tres (2). El búlgaro y el balear tienen dos entrenamientos para ganarse el puesto y la confianza de Castañón para jugar en Colunga y demostrar sus condiciones en un partido complicado.