Real Avilés

«Quiero que el equipo juegue alegre y atraiga a los aficionados al estadio»

Viti Amaro y José Álvarez, ayer durante la presentación del entrenador gijonés./OMAR ANTUÑA
Viti Amaro y José Álvarez, ayer durante la presentación del entrenador gijonés. / OMAR ANTUÑA

Viti Amaro se presentó ayer como nuevo técnico del Real Avilés «responsabilizado para llevar el escudo de este histórico club como debemos llevarlo»

SANTY MENORAVILÉS.

Después de toda una vida en el Gijón Industrial, primero como jugador y más tarde como entrenador, Viti Amaro inició ayer con su presentación oficial una nueva etapa en los banquillos, en este caso al frente de una exigente nave como es el Real Avilés. El gijonés fue el principal protagonista de una rueda de prensa en la que el ya nuevo director deportivo, José Álvarez, se vio obligado a responder preguntas sobre la doble dimisión de Alain Menéndez y Alberto Escudero, curiosamente principales valedores del joven técnico gijonés.

A pesar de ello, Viti también había convenció al dirigente blanquiazul, pues «desde la primera vez que hablé con él me convenció su proyecto. Me gustan sus ideas, lo que quiere hacer aquí en el Avilés y estamos seguros de que entre todos haremos una buena temporada». Ese proyecto del técnico pasa principalmente por «normalizar la situación, que en Avilés se vuelva a hablar sólo de fútbol y que los aficionados puedan ver un equipo reconocible».

El gijonés se muestra agradecido por la oportunidad e ilusionado y «responsabilizado para llevar este escudo como debemos llevarlo». Conocedor de la Tercera asturiana y de la plantilla actual del conjunto blanquiazul, asegura que «me gustaría que siguieran varios jugadores, porque además se lo merecen después del esfuerzo que han hecho este año», y es optimista de cara a los fichajes. «Es cierto que por la herencia que tenemos de estos dos últimos años algunos jugadores tienen dudas, pero aquí se va a volver a pagar al día y en cuanto empecemos a traer gente, los jugadores de Tercera hablan entre sí y seguro que acabaremos por hacer un equipo competitivo. De eso no tengo duda».

Más cauto se muestra Viti Amaro cuando se le pregunta si el objetivo para esta temporada es el ascenso a Segunda B. «Soy entrenador y me gusta ser prudente en ese sentido. Esta temporada parecía que el Caudal tenía la mejor plantilla y que iba a subir seguro y al final no fue campeón y ya está eliminado del 'play off'. Ascender a Segunda B es muy difícil y es mejor no marcarse ese objetivo de inicio. La idea debe ser salir a ganar cada partido».

En cuanto a la afición, el gijonés asume que «no le podemos pedir nada. Quiero que el equipo juegue alegre y atraiga a los aficionados al campo. Que el que venga al Suárez Puerta una vez salga contento y anime a su círculo cercano a acompañarle el siguiente fin de semana. Debemos sembrar para luego ir recogiendo poco a poco».

Viti Amaro anunció varias cosas en su comparecencia de ayer. El equipo seguirá entrenando por las mañanas, la pretemporada comenzará el 17 o 18 de julio, las reuniones con jugadores para posibles renovaciones ya se han iniciado y para su nuevo cuerpo técnico contará seguro con Olmo Maroto, «un profesional muy válido que nos puede ayudar en muchas facetas» y con Pedro Gancedo, «que ya estuvo conmigo en el Indus». El resto de cargos todavía están por confirmar.

Preguntado por su filosofía de juego, «como a todos los entrenadores, me gusta sacar el balón jugado desde atrás, ser protagonista, atacar mucho y que me lleguen poco atrás, pero al final los técnicos dependemos de los jugadores que tengamos. Lo que es cierto es que quiero que el Avilés sea protagonista, valiente y alegre. También me gustaría contar con extremos, algo de lo que adolecí en el Indus este curso».