El presidente del Real Avilés admite que «ascender al juvenil» es prioritario

La situación en precario de la plantilla del Real Avilés, que se ha quedado con 16 futbolistas a la espera de que el club encuentre los recambios de Kevin y Jordan, ha generado nervios en la cúpula de la escuela de fútbol ante la posibilidad de que el primer equipo quiera contar con algún juvenil de Liga Nacional.

Este periódico adelantó el pasado martes, la buena situación clasificatoria del conjunto dirigido por Nacho Azpiazu y sus aspiraciones de ascenso, harían difícil, si no imposible, la ayuda de la cantera si Castañón se queda en cuadro. Al menos en lo que atañe al primer equipo juvenil. El responsable de la escuela blanquiazul no tardó en afirmar a los cuatro vientos que nones.

Y ayer, el presidente del Avilés, José María Tejero, vino a refrendar esa posición: «Es fundamental que el juvenil ascienda a División de Honor y lo que no se quiere en la escuela es que se repita el baile de jugadores del pasado año». El máximo accionista dijo que «no hay ningún problema. Quienes tienen que entenderse son los directores deportivos del primer equipo y de la cantera y creo que algún juvenil ya se ha entrenado con el primer equipo sin que pasara nada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos