El Real Avilés se entrena sin Polo, con gripe, pensando en el Llanera

El Avilés se entrena sin Polo, con gripe, pensando en el Llanera
Kodiak y Jesús siguen a la espera de una solución. / MARIETA

Carlos Núñez continúa luchando contra la fascitis plantar y Armando comienza a ejercitarse con el grupo a menor ritmo

S. MENOR

El Real Avilés regresó ayer a los entrenamientos tras disfrutar de la jornada de descanso del martes y lo hizo con dos novedades. Más allá de que Carlos Núñez sigue luchando contra una fascitis plantar que le lleva mermando desde hace meses y que ahora le ha vuelto a impedir competir, Polo no pudo acudir ayer a la sesión aquejado de gripe y Armando ha comenzado a ejercitarse junto al resto de sus compañeros, aunque a menor ritmo.

Mientras que Carlos, aunque es difícil, podría mejorar a lo largo de la semana, Naranjo es baja segura por sanción y Borja Piquero también, aunque acude cada mañana a La Toba para continuar con su tratamiento, a la espera de realizar una revisión el día 16. Si todo va bien, el meta avilesino tiene opciones de regresar a los terrenos de juego antes de que acabe el mes.

Armando, fichaje invernal procedente del Sóller llamado a aumentar la competencia en la delantera, tiene opciones de entrar en la convocatoria de dieciséis para el encuentro del domingo, aunque todo dependerá de su evolución física. Por su parte, Kodiak y Jesús esperan por una solución a su futuro, posiblemente una cesión.