Nada que perder y mucho que ganar

Nada que perder y mucho que ganar
Xavi Cencillo, a la izquierda, con José Antonio bajo la atenta mirada de Castañón y Maroto. / MARIETA

El Avilés recibe al invicto Lealtad con la ilusión de dar la campanada y ser el primero en derrotar al líder

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

El mejor equipo del grupo asturiano de Tercera División, el único de todas las categorías nacionales del fútbol español que después de 21 partidos no ha probado aún el sabor de la derrota, el Lealtad de Villaviciosa, dejará ver su rol desde las 12 horas de este último domingo de enero en el Román Suárez Puerta, para medirse a un Real Avilés minimizado para lo que debería ser y ya no es.

Un partido, como todos desde la pasada campaña, en el que el blanquiazul ejerce de equipo inferior que aspira a dar la campanada de ser el primero en hacer caer al líder. Una de esas citas en las que se aplica aquello del nada que perder y mucho por ganar. Caer ante el Lealtad es lo normal, pero el deporte guardar sorpresas y el Avilés aspira a que le toque una de ellas ganando a un rival que le saca 33 puntos en la clasificación y al que nadie ha podido toser en lo que va de campeonato. Ha ganado 16 partidos, los ocho últimos de forma consecutiva y solo cinco rivales lograron arañar un punto en su duelo con el equipo maliayo que dirige Samuel Baños.

Con sus pocos mimbres, el Avilés trata de sobrevivir en esta travesía por la nada que ha llevado al equipo blanquiazul a sus cotas más bajas. La permanencia es la única meta posible y en ello se afanan Juanma Castañón y sus pupilos, que hoy tienen un reto muy difícil de superar con la visita del líder. Pero torres más altas cayeron y asumiendo que «el Lealtad es un equipazo», el técnico blanquiazul espera que su plan consiga, al menos, evitar un paseo militar en el Suárez Puerta.

Anímicamente el equipo llega al partido tras rescatar un empate en San Gregorio, donde por primera vez levantó un marcador adverso, con dos goles, el segundo cuando el tiempo estaba agotado. Castañón espera aprovechar esa circunstancia para que su equipo «compita como lo hizo el día del Caudal».

Tendrá que alcanzar ese nivel si quiere tener alguna posibilidad y el técnico variará su habitual esquema para reforzar el juego de ataque con la dupla Xavi-Polo, que compartieron espacio en la segunda parte en San Gregorio. Con la baja del sancionado Pedro y la de Carlos Núñez por segunda semana consecutiva, la duda está en la portería, sin que ni el mismo entrenador tenga decidido el titular por las molestias de Slavi. Alexis Lemus espera su primera oportunidad en el partido más difícil posible por el potencial de los maliayos.

Con esa duda, el once podría estar formado por Lemus o Slavi; Paulo, Santa, Naranjo, Barra; Pereira, Berto Laviana, Marcos, David Pérez; Xavi y Polo. Entre los citados está el juvenil Mulero.

Y eso que Samuel Baños no podrá contar con el gigante ariete Saha, que hace siete días salvó los muebles de su equipo ante el Condal con un gol de tres puntos. Si el técnico jo varía el esquema su recambio natural sería Zucu, sin que en el resto de posiciones se anuncien cambios salvo el debut del último fichaje, Adri González.

 

Fotos

Vídeos