Nico Pandiani luce galones en el Real Avilés

Nico Pandiani ensaya las faltas directas con Félix Sanz y Ramiro de Lillo./OMAR ANTUÑA
Nico Pandiani ensaya las faltas directas con Félix Sanz y Ramiro de Lillo. / OMAR ANTUÑA

«El objetivo es mirar para arriba, pero esto lleva un proceso, el equipo es totalmente nuevo y tenemos que ir paso a paso»

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

Tras dos temporadas en las que fue reclutado por el Real Avilés en el mercado de invierno como refuerzo de urgencia para ayudar en la permanencia, Nico Pandiani afronta un reto «diferente casi en todo». En lo interno por un orden económico inexistente en sus etapas anteriores con el cambio de gestión, y un perfil deportivo que acerca al equipo blanquiazul a su objetivo natural, que es pelear por los primeros puestos en la Tercera División.

«Es la primera temporada que estoy en el Avilés desde el principio y empiezo muy motivado, con todo. Desde los compañeros al mister, y la directiva, que está haciendo un trabajo increíble. Desde el primer día nos hacen sentir como futbolistas profesionales. En el campo también nos estamos encontrando muy bien y solo esperamos responder a la confianza que han puesto en todos nosotros para este proyecto», dice el jugador uruguayo.

Pandiani es joven, pero tiene cuna y experiencia para manejarse en sus respuestas a la hora de elevar a favorito la condición del equipo blanquiazul: «No voy a marcar ningún objetivo porque si no lo cumples desde el principio llegan las críticas, los nervios. Lo que tenemos que intentar es mejorar cada día un poco más y claro que la intención de todos es mirar para arriba. Después de dos años muy complicados para el equipo, mi ilusión personal es conseguir cosas buenas con el Avilés, pero vamos a ir paso a paso».

Incide en que «hemos trabajado mucho en la pretemporada y hay que destacar que somos un equipo totalmente nuevo. La gente quiere resultados pronto, pero esto lleva un proceso, nos estamos conociendo e iremos a más».

En una plantilla casi nueva, Pandiani luce galones como uno de los capitanes del equipo para un curso que le ilusiona y desde su polivalencia será pieza fundamental. «Personalmente, al margen del sábado que estaba muy cansado, estoy contento de la pretemporada y motivado para este reto. Jugaré donde decida el entrenador, hasta ahora he alternado el puesto de central izquierdo y pivote por delante de la defensa. Tengo mis preferencias -medio- pero lo importante es jugar y ayudar al equipo». Tras las buenas sensaciones del ensayo con el Marino, «esperamos sacar adelante el partido con el Covadonga, por los puntos y la confianza que nos daría».