Pedro Martínez, el futbolista del Real Avilés que también es rapero

Pedro interpreta uno de sus temas en Prince Records. /Marieta
Pedro interpreta uno de sus temas en Prince Records. / Marieta

El blanquiazul compagina el fútbol con la música bajo el seudónimo Sílex

Santy Menor
SANTY MENORAvilés

Pedro Martínez no es un tipo cualquiera. Inquieto, de verbo y sonrisa fácil, exprime horas a sus intensos días para intentar compaginar su triple vida:el fútbol, la música y los estudios. Aunque su DNI indica que tiene 22 años, sus vivencias y personalidad le permiten expresarse con una madurez impropia de su edad.

Avilesino de nacimiento, pronto tuvo que hacer las maletas para mudarse junto a sus padres a Tarancón, pueblo conquense que le vio dar sus primeras patadas al balón en una escuela del Real Madrid. «Mis padres trabajaban fuera, primero en Canarias y luego en Tarancón, y hasta los siete años no volví a Avilés», recuerda. Tras dos años en el Enrique Alonso dio el salto al fútbol federado de la mano del Real Avilés, aunque su etapa blanquiazul sería corta.

«Estuve un año. No jugaba y me marché al Quirinal, donde completé el resto de mi formación». Fue a la edad cadete cuando Pedro comenzó a compaginar el fútbol con la música. «De pequeño no escuchaba rap, la verdad, eso llegó después. Mi primer contacto directo con la música fue para hacerle una canción a mi novia, y a partir de ahí empecé a escribir», práctica que recomienda a todo el mundo.

«No sé ahora, pero en aquella época poca gente se ponía a escribir y pienso que es muy saludable». Su actual productor, Danny Prince, le define como «un poeta. Pedro no hace rap, hace poesía y la canta a través de un ritmo. Tiene mucho talento». Pedro sonríe y se limita a reconocer que «a base de escribir muchas horas las cosas van saliendo mejor. Es la única manera».

Las letras pasaron del papel a los ritmos y así fue como nació Sílex, un proyecto musical que ya le ha llevado a YouTube y a dar algunos conciertos. Su primer videoclip, 'Deja que te quiera', ya supera las 3.400 visitas. «En casa me apoyan, mis amigos no tanto, pero la verdad es que mi único objetivo es mejorar día a día». Por el momento, Pedro no piensa en enviar su trabajo a discográficas, aunque «no descarto nada en el futuro. Tengo ya tres temas a punto para salir y mi duda está en cómo sacarlo, si en conjunto o de forma individual».

Mientras su carrera en la música urbana toma forma, la futbolística tampoco va mal, pues ha pasado en un año de Primera Regional a Tercera División. «Cuando acabé mi etapa como juvenil en el Quirinal me llamó Leandro para el Boal, que después también me trajo al Avilés». Cuando se le pregunta si le sorprende el salto, bromea con que «Leandro ya les decía a mis compañeros en Boal que yo tenía algo. Ahora igual no se ríen tanto».

Además del fútbol y la música, Pedro saca tiempo para estudiar TAFAD, terminado ya un grado superior de deporte. Su filosofía de vida es la misma en todos los ámbitos, no marcarse «grandes retos, sino ir mejorando día a día». Con el balón, definiéndose como un «pasador», y con el micrófono, donde cada vez tiene más adeptos. «Lo importante es seguir disfrutando».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos