Pocos goles muy rentables

Pocos goles muy rentables
David Pérez marcó dos goles de tres puntos, el primero de ellos ante el Madalena Morcín. / MARIETA

El Avilés suma 14 puntos con solo siete goles en doce partidos

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

No hay equipo en el grupo asturiano que rentabilice mejor sus pocos aciertos ante la portería contraria como el Real Avilés, capaz de sumar catorce puntos con la mitad de goles, siete, peor registro de la Tercera División asturiana compartido con el recién ascendido San Claudio, único equipo que aún no ha ganado partido.

No es fácil lo que ha conseguido en este primer tercio de competición, una docena de jornadas, Juanma Castañón, técnico debutante en la categoría que está exprimiendo al máximo los recursos de una plantilla muy joven, actualmente sin delanteros tras la marcha de los franceses Kevin y Jordan, dados de baja por bajo rendimiento. A primero se le puede atribuir un gol en Llanera, aunque Dudi fue quien acabó introduciendo el balón.

Un gol de siete marcados en doce partidos. Los seis restantes los firman centrocampistas, tres de Marcos, de penalti, dos de David Pérez y uno de Diego Pereira. Sin que algunos se lo expliquen, el conjunto blanquiazul se las ha podido apañar para ganar cuatro partidos y empatar dos, lo que le permite sumar cartorce puntos con los que navega en la zona media de la clasificación. Un año atrás, el Avilés tenía diez puntos y solo dos triunfos tras un arranque tan precario como el actual salvando algunos detalles.

El equipo blanquiazul se ha quedado sin marcar en la mitad de sus compromisos, seis, y solo en uno de los otros seis marcó más de un gol, los tres de Llanera, únicos por cierto que ha conseguido a domicilio y con los que sumó la victoria.

Para sus tres triunfos restantes al Avilés le bastó un gol y un arduo trabajo defensivo para hacerlo bueno. Así sucedió en las visitas al Suárez Puerta del Universidad, con tanto de Marcos, Madalena y Colunga, en los que David fue el autor. Los dos puntos que faltan para alcanzar esos catorce salen de los empates con el Gijón Industrial, sin goles, y Tuilla, con un tanto de penalti de Marcos, que sería expulsado elevando el valor del resultado para su equipo, en inferioridad toda la segunda parte.

El balance ofensivo del equipo es pobre, y el defensivo aceptable, trece goles encajados, con solo cuatro partidos a cero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos