«Sin que yo pudiera verlo y sin venir a cuento me dio un puñetazo a traición»

«Sin que yo pudiera verlo y sin venir a cuento me dio un puñetazo a traición»
Xavi, ayer, en los aledaños del Román Suárez Puerta. / MARIETA

El jugador del Avilés, Xavi Cencillo, presentó ayer en la Comisaría de la Policía Nacional la denuncia por la agresión del defensa del Llanera Noel Alonso

NACHO GUTIÉRREZ

No ha dado marcha atrás y tal como adelantaba el mismo domingo, el futbolista del Real Avilés, Xavi Cencillo, acudió ayer lunes a la Comisaría de la Policía Nacional para denunciar la agresión sufrida al final del partido ante el Llanera por parte del jugador visitante, Noel Alonso. Según la versión de Xavi y la de varios testigos de lo sucedido en el acceso a los vestuarios, el defensa del equipo arlequinado propinó un puñetazo en el rostro del delantero catalán, a la altura del ojo derecho.

Los términos del incidente y el parte de lesiones sufridas por Xavi, quedaron registrados en las oficinas de la Policía Nacional, que a partir de ahora abrirá las correspondientes diligencias. «Estaba decidido a presentar la denuncia y es lo que he hecho. Una cosa son los lances del partido, que se quedan en el campo, y otra que en los vestuarios tenga que soportar que me den un puñetazo sin venir a cuento. No puedo consentirlo y por eso he presentado la denuncia, quiero ir por lo legal y es lo que hay», subrayó Xavi a este periódico.

El jugador del Avilés lamenta que «no reconozca lo que pasó y diga que el golpe lo pude recibir a lo largo del partido, pero eso no es así, nadie me pudo ver en ningún momento llevarme las manos a la cara por recibir algún golpe. Lo que pasó es que sin que yo pudiera verlo, a traición, me dio un puñetazo». Xavi recalca que a lo largo del partido «no hubo ningún lance del que uno u otro pudiera salir cabreado. Hay golpes, pero lo normal en un partido, para nada puede justificar que yo le hubiese hecho nada para reaccionar así».

«Lamento que no haya reconocido lo que pasó y diga que el golpe me lo llevé en el partido»

Lo que se produjo, según varias personas presentes a pie de campo tras el pitido del árbitro fue un cruce de palabras entre jugadores camino del túnel de vestuarios, que el propio Noel reconocía el domingo, añadiendo que el árbitro lo podía escuchar por estar justo al lado. Xavi lo refrenda: «Se dicen cosas en caliente, pero no hubo insultos ni nada importante. Cada uno iba caminando hacia la caseta y fue ya dentro del túnel cuando recibí el puñetazo».

Noel Alonso, que ayer optó por no hacer más declaraciones, había dicho el domingo que lo sucedido en el acceso al vestuario fue «un encontronazo, lo típico con empujones y agarrones entre varias personas». Xavi matiza que «eso sucedió después del puñetazo, cuando la gente se interpuso para poner paz, aunque mi reacción no fue la de responder a la agresión, me marché al vestuario directamente».

Sin disculpas

El catalán no ha recibido «ninguna disculpa» de Noel Alonso, ni a lo largo del domingo y tampoco ayer lunes: «Es su problema, cada uno actúa con sus valores y creo que lo correcto en mi caso es denunciar la agresión, no puede ser que la gente vaya dando puñetazos sin motivo».

Xavi no se entrenó ayer con sus compañeros por prescripción médica tras pasar una revisión oftalmológica en el HUCA el mismo domingo. Aunque no hay daños importantes en el ojo, el susto no se lo quita: «Por lo que me dijeron en el hospital, tuve suerte porque si me da dos centímetros más arriba habría sufrido una lesión grave en el ojo».

El club blanquiazul emitía horas después del partido un comunicado para «resaltar el comportamiento de todos nuestros jugadores y cuerpo técnico» en todo momento y a pesar de la derrota, «durante el partido y al final de mismo». El colegiado del partido, el naloniano Eduardo Rodríguez García, no refleja la agresión al no verla, aunque si dejó constancia del golpe de Xavi.

Lamentablemente Xavi Cencillo ha sido noticia este fin de semana por la agresión sufrida, pero en el poco más de un mes que lleva en el Avilés ya ha dado bastante que hablar para bien. Sus dos goles y el trabajo que despliega en el campo han suscitado elogios de entrenadores asturianos, los propios de equipos del grupo, y los que toman nota como espectadores: «Es de agradecer que se hable bien de uno y estoy contento a nivel personal, pero solo me centro en trabajar y mejorar. Con 19 años decidí curtirme en la Tercera División asturiana y espero aprovechar el tiempo, para eso he venido al Avilés».

Xavi Cencillo llegó al equipo de Juanma Castañón desde el filial del Sabadell, de la segunda regional catalana, el equivalente a la primera en el fútbol asturiano: «Se nota un ritmo superior, está claro» y afirma que se ha integrado desde el principio en el Avilés: «El vestuario de es muy bueno» y tanto con los compañeros como con los entrenadores está «encantado». También con «el trato de la gente del club» y «motivado para ayudar al equipo en sus objetivos de permanencia».

 

Fotos

Vídeos