Regreso al punto de partida

Diego Polo y Jaime Santa con el Suárez Puerta de fondo./LVA
Diego Polo y Jaime Santa con el Suárez Puerta de fondo. / LVA

Santa y Polo jugarán con el Navarro en el Suárez Puerta, del que no querían irse | «Es la primera vez que me enfrento al Avilés y me gustaría hacerlo bien, pero sobre todo dar una alegría a nuestra gente», afirma el defensa

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

El partido que enfrentará el domingo en el estadio Román Suárez Puerta el Real Avilés y el Navarro CF reúne un montón de alicientes, desde la rivalidad local a la trascendencia de los tres puntos en disputa, con los dos equipos de la mano en las últimas posiciones de la clasificación. Y por la presencia, numerosa presencia, de exjugadores del club blanquiazul que ahora rinden sus servicios en Tabiella, dos de ellos muy significados, Santa y Polo.

En los previos del derbi avilesino son ellos los principales focos de atención por su pasado reciente en la orilla blanquiazul y su inesperada y sentida marcha cuando ambos querían continuar. Ninguno oculta el extra de motivación que tienen en esta cita: «Es un partido muy especial, en mi caso es la primera vez que voy a enfrentarme al Avilés, en el que he pasado todos estos años, entre cantera y primer equipo. Me gustaría hacer un buen partido, pero sobre todo en lo que pienso es en mi equipo, en el Navarro, y en dar una alegría a nuestra gente».

El defensa añade un deseo como forma de redondear un domingo de ensueño: «Ganar 0-1 con gol de Polo en el último minuto». El delantero recoge el testigo: «Ojalá. También es un partido que me motiva, aunque no es lo mismo que Santa porque él ha estado toda la vida en el Avilés. Yo estuve un tiempo en la escuela y regresé la pasada temporada para ayudar a conseguir la permanencia, cosa que hicimos con las circunstancias que todos conocéis».

Con ella y con la llegada de nuevos gestores para mejorar el proyecto y garantizar los pagos, tanto Jaime Santa como Diego Polo esperaban continuar en el equipo, pero de forma sorprendente ninguno pudo cumplir su deseo: «Contaba con ello y el propio Viti Amaro me dijo que entraba en sus planes. Había rechazado varias ofertas porque estaba seguro de que iba a seguir, pero no hubo ninguna posibilidad».

La de Jaime Santamarta fue por muchos motivos una baja que todos lamentamos. Jugador formado en la escuela blanquiazul, debutó en Tercera siendo juvenil cubriendo con nota una emergencia de Pablo Lago y las dos temporadas recientes fue un baluarte del Avilés. «Mi intención era seguir. Dijeron que no respondí a la oferta en la fecha fijada, pero yo no sabía que tenía un plazo y me sorprendió que me descartaran por eso. Si de verdad les hubiese interesado renovarme lo habrían hecho porque yo no me planteaba dejar el Avilés, sobre todo cuando tras dos años muy difíciles las cosas cambian en el club».

Pasamos página para hablar de su presente, que pasa por un Navarro en el que están encantados: «Es un club muy familiar y el trato a todos los niveles inmejorable. Deportivamente espero seguir creciendo como futbolista y ayudar a que el equipo consiga la permanencia», subraya el defensa avilesino.

Para Polo es un «regreso a casa. Debuté en Tercera con el Navarro a los 16 años y eso no se olvida». La pasada campaña hizo ocho goles, tres en L'Entregu y cinco en el Avilés. En el curso actual ya firma tres dianas, las tres a domicilio... «A ver si continúa esa racha el domingo». Lo celebraría, vaya: «Si es un gol que nos da puntos claro que lo celebraré, pero no por mirar a nadie del Avilés, solo por mi equipo». Ni Diego ni Jaime son alegrías de la huerta y si el que marca es el defensa... «Es difícil, no soy muy goleador, pero en ese caso lo celebraría con normalidad, no soy muy efusivo».

Del actual Avilés, el que les espera el domingo, saben lo que deben saber. Santa algo más porque los ha visto en algún partido. «Juegan bien al fútbol, pero les está costando ganar porque arriba no les salen las cosas». Piensan convencidos que el Navarro puede salir triunfador del duelo: «Estamos compitiendo bien, pero los resultados no acaban de salir y nada mejor que romper esa dinámica el domingo», dicen ilusionados.