Seguir en Luanco, volver al Avilés o ir al Langreo son las opciones que baraja Álex Arias

N. G. / S. M.AVILÉS.

A los responsables deportivos del Real Avilés les está costando cerrar alguno de los varios frentes abiertos en la planificación de la plantilla de Viti Amaro y ayer no se pudo concretar ningún fichaje tras el realizado el domingo, el canario Enrique Castaño. El gran objetivo es el que ya se sabía desde hace semanas, Álex Arias, que acaba de ascender a Segunda B con el Marino.

El jugador avilesino tiene encima de la mesa varias ofertas, de Segunda B, la del conjunto gozoniego para prolongar su vínculo en el nuevo proyecto, y la del otro equipo asturiano al margen de los filiales, el Langreo, cuyo director deportivo es el exjugador Dani López, del que fue compañero. También se han interesado equipos de fuera de Asturias, además del Avilés, que podría plantear la mejor oferta económica, pero en Tercera División. Álex Arias no tardará en decidirse, como tampoco el delantero catalán Xavi Cencillo, que trata de enrolarse en el Praviano, filial del Oviedo, aunque no se descarta que acepte seguir en Avilés.