Los representantes de Ríos ya están en Avilés para desbloquear la negociación

Real Avilés y Eibar no hablaron ayer y el futbolista se ejercitará hoy con el Langreo a la espera de una solución

S. MENORAVILÉS.

Sin quererlo y sin ser de su agrado, Sergio Ríos está protagonizando el culebrón del mercado invernal, con hasta tres clubes implicados directamente y varios más a la espera para mover ficha. El futbolista avilesino, que el miércoles tenía las maletas en el coche para desplazarse al País Vasco, volverá a entrenarse hoy por la mañana con el Langreo a la espera de que la negociación, todavía abierta, entre Real Avilés y Eibar llegue a buen puerto.

Desde el conjunto blanquiazul no entienden que el Eibar no acepte las mínimas condiciones que piden por dejar salir al jugador, que pasan por cobrar una cantidad máxima de unos 140.000 euros en caso de que el futbolista cumpla un determinado número de objetivos con el primer equipo. A cambio, el jugador saldría ahora gratis para temporada y media.

Cuando todo parecía cerrado, el Eibar exigió distintas condiciones y, según ha podido saber este periódico, en el Real Avilés tampoco han gustado las formas de los interlocutores del conjunto armero. Ante este panorama, la agencia de representación de Ríos, RG Football, ha querido tomar cartas en el asunto y uno de los representantes, Esteban Sancho, llegó a Avilés ayer de noche procedente de Madrid dispuesto a «desbloquear la situación».

A la espera de que desde RG emitan un comunicado oficial, Esteban Sancho adelantaba ayer que «lo que le están haciendo al futbolista es una faena y esperamos que entre todos podamos llegar a un entendimiento». Hoy podría ser un día clave en la negociación.