Tres puntos como mejor regalo posible

Bajo la atenta mirada de Olmo Maroto, el delantero juvenil Ricky ejecuta un pase, con el también canterano Mulero detrás. / MARIETA
Bajo la atenta mirada de Olmo Maroto, el delantero juvenil Ricky ejecuta un pase, con el también canterano Mulero detrás. / MARIETA

El Real Avilés cierra la primera vuelta ante el Ceares con la necesidad de sumar una victoria de peso | Instalado en la peor racha hasta la fecha con tres derrotas consecutivas y solo trece jugadores más los juveniles, el equipo de Castañón tiene que ganar

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

El de esta mañana (Suárez Puerta, 12 horas) es para el Real Avilés uno de esos partidos que hay que ganar si o también. Sumido en su peor racha del campeonato con cuatro partidos sin ganar, los tres últimos perdidos, con el peor balance de goles a favor (ocho) y la plantilla de futbolistas disponibles reducido a doce más uno, el conjunto blanquiazul recibe la visita del Ceares en el último compromiso de la primera vuelta.

Un partido al que los dos contendientes llegan casi de la mano en la clasificación, con los mismos 19 puntos en la zona peligrosa que lo puede ser aún más para cualquiera de ellos en caso de que esta mañana los Reyes hayan dejado carbón en los bajos del Suárez Puerta. A ras de césped el regalo son los tres puntos, de valor incalculable, sobre todo para un Avilés que necesita despejar los fantasmas del descenso que hasta la fecha han permanecido ocultos.

Los mismos fantasmas que hace un año acabaron por meter al equipo blanquiazul donde nunca había estado, en las últimas posiciones en las que se metió tras una primera vuelta decente que dejó 20 puntos de rédito. Mejorar ese balance está al alcance de un triunfo que sobre el papel se complica por las circunstancias en las que llega el partido para las huestes avilesinas.

Y es que entre pitos y flautas, el técnico Juanma Castañón tiene a su equipo en cuadro, con dos sancionados, David y Avel, un lesionado, Borja Piquero, y dos bajas por un permiso navideño extra, Wilfried y Gowthan. También hay altas, las del portero búlgaro Slavi y la del delantero Diego Polo, lo que deja el número de efectivos en trece, a los que se unen cuatro juveniles de Liga Nacional.

Con los recursos reducidos no es difícil sacar un once, aunque pueden surgir dudas, en la portería con el chaval Lemus esperando su oportunidad, si bien parece que será el búlgaro Slavi el elegido por el entrenador. Con Polo reservado para posibles necesidades por su reciente lesión, Castañón tiene la baza de Pedro para el ataque, ya ha utilizada sin rédito de goles. La opción de Siero con Berto Laviana y Marcos parece olvidada y la tercera vía puede ser la del delantero juvenil Ricki.

El probable once del Avilés estaría formado por Slavi; Paulo, Santa, Naranjo, Barra; Carlos Núñez; Pereira, Berto Laviana, Marcos, José Antonio; y Pedro. Con 17 convocados, el técnico tendrá que realizar el descarte de uno de los cuatro juveniles, entre Nacho y Javi Álvarez si consideramos que Mulero ha jugado minutos dos partidos con buenos apuntes, y que Ricki puede ser necesario como delantero que es a lo largo del partido.

Los dos entrenadores, Castañón y Nacho Cabo, coinciden en señalar que «son tres puntos muy importantes» para mantenerse a distancia prudencial de los puestos de peligro. Además, «somos rivales directos», lo que ahonda en la relevancia del partido que abre el año natural en el Suárez Puerta.

Más