«No vamos a poner el autobús en el área»

Borja Piquero conversa con Jaime en el partido de la primera vuelta en el Rabanal. / MARIO ROJAS
Borja Piquero conversa con Jaime en el partido de la primera vuelta en el Rabanal. / MARIO ROJAS

Borja Piquero, portero del Avilés, no teme al Covadonga pero asume que «el balón será suyo y jugaremos muy juntos para salir a la contra»

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

Los tiempos han cambiado tanto en esta triste plaza futbolística que el Real Avilés, como equipo menor de Tercera División en el que lo ha convertido su propietario, tiene que apelar en su partido de turno al trabajo oscuro, el defensivo, para poder competir ante el equipo con más goles a favor del grupo asturiano, el Covadonga de Oviedo, que mañana visita el Suárez Puerta desde las cinco de la tarde.

Con 68 goles, el conjunto que dirige Fermín Álvarez, supera el registro ofensivo del mismísimo líder Lealtad en dos tantos. Es la consecuencia de disponer en el equipo de un gran arsenal de ataque, con tres jugadores entre los máximos realizadores del grupo (Jaime, 16, Coutado y Font, 13) y de un sistema de juego abierto en el que prima el juego ofensivo. Además, varios futbolistas que ven portería como el avilesino Diego García, que lleva siete, o Velardi, el último en llegar y que suma cuatro tantos en las últimas jornadas. Trece jugadores han marcado al menos un tanto, entre ellos los avilesinos Expósito, Manu Blanco, que lleva dos, José Luis y Mario.

«Posiblemente tengan el mejor ataque del grupo, a la altura del Lealtad o mejor porque llevan más goles», reconoce Borja Piquero, guardameta avilesino que conoce bien a los ovetenses, que le hicieron doblar la rodilla en cuatro ocasiones en el partido de ida. «La clave del juego ofensivo del Covadonga creo que es Jaime, es quien marca las diferencias, por el fútbol que despliega y por el golpeo que tiene a balón parado».

Aunque los números pueden asustar, Borja Piquero no da la batalla de mañana por perdida: «Ni mucho menos. Es un partido muy difícil en el que vamos a sufrir, pero no vamos a salir derrotados porque tenemos nuestras propias armas». Para detener a los cañoneros del Covadonga, que echará en falta a Coutado, «no vamos a poner el autobús en nuestro área. Ellos van a tener el balón y tenemos que jugar muy juntos para poder defender bien y poder cogerlos a la contra».

Juanma Castañón pierde sobre su once titular a José Antonio, con Barra como recambio a la espera de conocer las intenciones del técnico en un partido en el que podría plantearse reforzar el centro del campo para contener a un equipo con mayor calidad de balón.

Los puntos en juego son capitales para los dos equipos. El Avilés se está jugando no caer más bajo y para el Covadonga el premio que espera es jugar por el ascenso en un cambio de papeles que causa sonrojo en una realidad matadora.

Más Real Avilés