«La vida sigue y hay que mirar hacia adelante», dice Santa

Santa, con el brazalete de capitán del Real Avilés. / OMAR ANTUÑA
Santa, con el brazalete de capitán del Real Avilés. / OMAR ANTUÑA

El central ficha por el Navarro días después de que el Real Avilés le retirase la oferta de renovación

SANTY MENORAVILÉS.

Jaime Santa ya tiene nuevo equipo. El que fuese capitán del Real Avilés esta temporada continuará jugando en la ciudad el próximo curso, concretamente en las filas del Navarro. Aunque el central tenía más ofertas, finalmente se decidió por la azulgrana «por estudios y cercanía». El avilesino volverá a iniciar la temporada con el objetivo de la permanencia, «que es lo principal, aunque ojalá vaya todo bien y podamos conseguirla con holgura y pensar en más cosas».

El exfutbolista blanquiazul prefiere ver el vaso medio lleno y pasa página después de sus complejas negociaciones de renovación con el Real Avilés, que finalizaron hace escasos días con la retirada de la oferta por parte del club. «Como dije, fue un malentendido. Son cosas que pasan, unos deciden hacerlo de una manera y otros de otra y salió de esta forma. La vida sigue y tengo que mirar hacia adelante».

Santa ya ha hablado con el que será su nuevo entrenador, Héctor Suárez, y pese a la buena temporada que ha realizado en las filas del Real Avilés no se ve como titular indiscutible. «He estado hablando con él sobre lo que espera de mí para esta temporada, pero seré un jugador más en la plantilla. Intentaré hacerlo lo mejor posible, ayudar a mis compañeros y será el 'míster' el que decida si soy titular o no».

Aunque la lógica dice que el avilesino no luchará por estar en la zona alta de Tercera este curso, pese a demostrar muy buenas condiciones este año en el Suárez Puerta, Santa no oculta su ambición. «Todavía soy joven, necesito jugar y quién sabe si en el futuro recalaré en un equipo que aspire al 'play off'. De momento sólo pienso en hacer una buena temporada con el Navarro», un equipo en el que conoce a «varios jugadores» y sabe lo que es compartir vestuario «con Nuño».