Un adversario de dulces recuerdos oviedistas

Diegui Johannesson, tercero por la izquierda, es el único superviviente azul de la eliminatoria de campeones de Segunda B ante el Nástic. /  A. PIÑA
Diegui Johannesson, tercero por la izquierda, es el único superviviente azul de la eliminatoria de campeones de Segunda B ante el Nástic. / A. PIÑA

Mossa y Tejera, ausente mañana por sanción, vistieron las camisetas del conjunto carbayón y el 'grana', que celebraron el ascenso el mismo año Campeones de Segunda B ante el Nástic en 2015, los azules mantienen el pleno en los duelos como locales frente a ellos

I. Á. OVIEDO.

Como una especie de tradición anual a la que el conjunto dirigido por Juan Antonio Anquela ambiciona dar continuidad mañana al mediodía, la visita del Nástic al Carlos Tartiere se ha convertido en sinónimo de alegría para la afición oviedista desde el 10 de junio de 2015. En esa fecha, con los objetivos de ambos equipos ya amarrados, el conjunto carbayón puso el broche de oro a una excelente temporada en la que consiguió el anhelado regreso al fútbol profesional por la puerta grande, con el título de campeón de Segunda B bajo el brazo.

Un doblete de Linares y un tanto de Cervero en el tramo final de partido le dieron la vuelta a la mínima ventaja con la que el conjunto tarraconense iniciaba el encuentro en la capital del Principado, obtenida tres días antes en tierras catalanas en una mañana que permanecerá para siempre en la memoria de Emilio Morilla, que se estrenó con la primera plantilla azul tras una esforzada escalada por las categorías inferiores del club carbayón. La remontada del conjunto dirigido entonces por Sergio Egea tiñó de alegría las gradas del Carlos Tartiere, territorio vedado desde entonces para el Nástic, incapaz de perforar la portería carbayona en sus tres posteriores visitas.

Los azules tienen tomada la medida al cuadro 'grana' y desde que ambos regresasen de la mano a la categoría de plata del fútbol español les han derrotado en todos los pulsos librados en tierras asturianas. Un pleno de victorias que se ha mantenido a pesar de los relevos en ambos banquillos. Al triunfo orquestado en la pizarra de Sergio Egea el 15 de noviembre de 2015 con las dianas de Koné y Susaeta (2-0) le siguió el celebrado a las órdenes de Fernando Hierro con una solitaria diana de Toché el curso siguiente.

Carlos Martínez está listo para regresar a la convocatoria tras dos semanas de ausencia

El mismo marcador le sirvió a los azules para sumar los tres puntos con un gol de Saúl Berjón en el último tramo de la primera mitad la pasada campaña, con Juan Antonio Anquela en el banquillo local del Carlos Tartiere y Mossa, antiguo capitán de los tarraconenses, ya en las filas azules. El lateral valenciano podrá reencontrarse con su antiguo equipo mañana en una cita que su compañero Tejera, otro exjugador del club catalán, se perderá por acumulación de cartulinas amarillas.

Con quien sí podrá contar Anquela para recibir al conjunto catalán es con Carlos Martínez, ya restablecido de los problemas físicos que le impidieron entrar en la convocatoria de los duelos ante el Lugo y el Mallorca las dos últimas jornadas. El lateral de Lodosa se ha ejercitado con normalidad, al mismo ritmo que sus compañeros, durante toda la semana. «Mañana (por hoy) después del entrenamiento veremos todas las posibilidades y cómo está el tema», indicó el técnico azul.