La afición azul vuelve a colgar pancartas de ánimo en El Requexón