Alanís deja de ser jugador azul

Oswaldo Alanís, durante un ejercicio. /  ELOY ALONSO
Oswaldo Alanís, durante un ejercicio. / ELOY ALONSO

El defensa central llega a un acuerdo con el Real Oviedo para desvincularse y ficha por el Chivas mexicano

M. SUÁREZOVIEDO.

El Real Oviedo confirmó durante la tarde ayer la rescisión de contrato de Oswaldo Alanís. El central mexicano, que tenía firmada una temporada más con el club carbayón, dejó de ser a todos los efectos jugador azul a última hora de la tarde hora española y fue anunciado como nuevo jugador de Chivas unos minutos después.

El propio Club Deportivo Guadalajara aclaró que la incorporación del futbolista coincidirá con la participación del club mexicano en el Torneo de Apertura 2019. Instantes antes de ese recibimiento celebrando «su vuelta a casa», era el Real Oviedo quien le agradecía «la profesionalidad» mostrada este año.

El entendimiento es mutuo ya que el primer paso para la vuelta del defensa a su país de origen lo dio la entidad carbayona, que liberó al futbolista de su compromiso en Oviedo tras llegar a un acuerdo, recuperando también una de las fichas ocupadas por futbolistas con contrato en vigor para la próxima campaña.

El mexicano acabó la temporada del mismo modo en que la comenzó, sin tener mucho protagonismo sobre el verde. El futbolista, que no pudo completar la pretemporada con normalidad, no entró en juego hasta la jornada siete y una lesión le impidió volver a disputar minutos hasta seis semanas después. A partir de entonces si tuvo continuidad pero tras la llegada de Sergio Ega volvió a verse relegado al banquillo, en esta ocasión por decisión técnica. El central cierra así una etapa de solo un año como jugador azul en la que disputó 24 partidos, con un total de 2.074 minutos a sus espaldas y un tanto en su cuenta personal.

El internacional buscaba en la capital asturiana cumplir un sueño y triunfar en el fútbol español, posibilidad que se le negó en el Getafe, donde recaló en un inicio. Ahora viaja rumbo a México de nuevo para lograr otro sueño diferente al español en el equipo en el que militó hasta buscar su salto a Europa.

Con su salida se acaba el periplo del primer futbolista mexicano del equipo desde que el Grupo CARSO llegara a la gestión de la entidad.

La de Alanís es además la primera baja para una campaña en la que a Carlos Hernández y Christian Fernández se unirá como central con ficha del primer equipo el defensa del filial, Andoni Ugarte.