Las alas copan la enfermería

Las alas copan la enfermería
Omar Ramos, sentado en una de las pelotas empleadas en el gimnasio. / ELOY ALONSO

Las lesiones musculares dejan a Bárcenas como el único extremo natural disponible

I. ÁLVAREZ OVIEDO.

Condenado a lidiar con la enfermería siempre ocupada en la presente temporada, Juan Antonio Anquela no encuentra tregua. Si primero los infortunios físicos se cebaron con su zaga y el pasado mes con el frente de ataque, ahora asolan los costados de su parcela ofensiva. Con Saúl Berjón en el dique seco por una tendinitis cuando ya se había recuperado de sus problemas en el isquiotibial de la pierna derecha, al técnico jienense se le han caído la pasada semana dos de los recambios en el flanco derecho que permitían desplazar a Bárcenas a la banda izquierda para reemplazar al ovetense.

El atacante panameño es el único extremo natural de la primera plantilla azul en plenas facultades físicas tras la lesión de Omar Ramos. El tinerfeño, como Alanís en Alcorcón, vivió el pasado sábado un estreno como titular marcado por el infortunio. Incluido en la alineación a última hora por las molestias de Viti, el de San Cristóbal de la Laguna tuvo que retirarse por lesión recién superada la primera media hora del duelo del pasado sábado contra el Tenerife.

Por esa dolencia, el extremo tinerfeño fue sometido a unas pruebas médicas que dictaminaron que sufre una rotura de fibras en el bíceps femoral derecho. Incorporado al club carbayón a comienzos del pasado mes de diciembre, debutó como titular en el encuentro de la decimoséptima jornada liguera frente al Almería y una sobrecarga en el calentamiento del último duelo de 2018 contra el Málaga había pospuesto su estreno en las alineaciones del conjunto azul y ahora se verá obligado a permanecer varias semanas alejado de la competición.

 

Fotos

Vídeos