Real Oviedo | Anquela: «Estamos centrados, pero cada semana es un nuevo examen»

Real Oviedo | Anquela: «Estamos centrados, pero cada semana es un nuevo examen»
Juan Antonio Anquela, pensativo, durante el entrenamiento de ayer en El Requexón. / ELOY ALONSO

El técnico del Oviedo ve al equipo en condiciones para competir siempre que lo haga «desde el respeto y la humildad»

RAMÓN JULIO GARCÍA

Los buenos resultados se están traduciendo en calma en el seno del Real Oviedo, que además trata de huir de cualquier tipo de euforia y solo piensa en el próximo encuentro. Así lo ve el técnico Juan Antonio Anquela, que asegura que «estamos centrados, pero cada semana es una historia».

El titular del banquillo azul afirmó durante la rueda de prensa de ayer que «veo al equipo ahora mismo perfecto para competir mañana». «A partir de entonces, hay que resetear y ver en qué modo estamos», añadió. Lo que tiene claro es que lo importante siempre es «lo que los resultados digan, no vale otra cosa».

Lo que es evidente es que el conjunto azul ha experimentado una evolución, pero el entrenador jienense insiste en que puede cambiar en cualquier momento -«vamos mejorando, pero en el fútbol todo es momentáneo»- y advierte de que «cada semana hay un nuevo examen, a ver cómo somos capaces de afrontarlo y de hacer las cosas». Lo que no duda Anquela es que el equipo es capaz de «competir ante cualquier rival, siempre desde el respeto y la humildad que hay que llevar en esta categoría».

Más Real Oviedo

En la mejoría de las sensaciones que transmite el Oviedo juegan un papel decisivo los buenos resultados, explicó el entrenador, que, no obstante, insistió en que «los resultados vienen como consecuencia del juego». En ese sentido, recordó que «al principio jugábamos largo, dábamos facilidades, pero ahora espero que lo hayamos solventado». Una buena prueba para saber si es así la tendrán mañana en el Carlos Belmonte.

Por ese cambio de dinámica, a Anquela no le cuesta reconocer que un partido como el del Alcorcón, hace unos meses, «lo perdemos seguro». «Por eso estábamos deseando que llegara el descanso, para arreglar errores que estábamos cometiendo», dijo. Una de las cosas que se habló en el vestuario fue que «si estamos tranquilos, se puede ganar», asumiendo que el partido podía caer de cualquier lado. Pero con la mejoría llegó el triunfo.

Uno de los aspectos que ha mejorado el equipo ha sido la solidez defensiva. En ese sentido, el titular del banquillo oviedista destacó que «no íbamos mal, pero en un par de partidos echamos todo al traste en cuanto goles a favor y en contra. Hicimos todo mal en ese aspecto». Ahora la cosa ha cambiado y Anquela tiene claro que «tienes que ser fuerte en todas las facetas del juego y por atrás es por donde se empieza».

No oculta el entrenador que el equipo no empezó la temporada como le hubiera gustado. «Al principio dimos mucha ventaja. Perdimos partidos que no debimos perder jamás, salvo en uno o dos siempre dimos un buen nivel». El reto ahora es mantener la dinámica y tener tranquilidad. Eso no es nuevo para Anquela porque «calma siempre la hemos tenido en momentos difíciles, aunque pareciera lo contrario. Creímos en nuestro trabajo y en nuestro equipo».

También espera que el grupo siga en la buena línea, pero «si nos dan un revés, hay que levantarse y seguir», ya que, aunque queda mucha temporada, cada vez costará más engancharse si llega una mala racha.

La prueba de mañana es dura. Enfrente aguarda el líder. «Intentamos ganar en todos los sitios», insistió Anquela, que considera que la clave pasar por «la humildad y el respeto al rival», aunque hizo hincapié en que «estamos capacitados para competir con cualquiera».

Sobre el conjunto manchego destacó a sus delanteros, pero también al resto de líneas. «Está haciendo las cosas muy bien, con mucha personalidad y criterio. Está siendo el mejor». La conclusión de Anquela sobre el Albacete y su marcha en la Liga fue sencilla: «Es un gran equipo, sino no estaría el primero».

Síguenos en: