Real Oviedo

Real Oviedo | Anquela: «La victoria fue sufrida y era necesaria»

Anquela, durante el duelo de su equipo en Lugo. / PEDRO ELISEO
Anquela, durante el duelo de su equipo en Lugo. / PEDRO ELISEO

El técnico carbayón reconoce que el equipo estaba triste tras la derrota «cruel» ante el Zaragoza y valora haber dejado la portería a cero por primera vez

RAMÓN JULIO GARCÍA LUGO.

Anquela mostró en la sala de prensa el alivio propio de haberse quitado un peso de encima con una victoria que devuelve la confianza al equipo. El técnico valoró muy positivamente dejar la portería a cero y el gran partido que realizó el centrocampista Folch.

El técnico reconoció que el triunfo fue tan sufrido como necesario para reconducir la situación. «Lo primero es incuestionable, es la tónica de todos los partidos en esta categoría, fue sufrida y trabajada», recordó antes de señalar que también era «necesaria porque veníamos de una derrota cruel y hemos hecho un partido muy aceptable».

El entrenador reconoció que estaban afectados por la derrota ante el Zaragoza. «Estábamos tristes tras el palo», confesó el jienense, que volvió a pedir algo que siempre afirma que quiere para los suyos, ser un equipo que «no dé bandazos» y «mantener una coherencia en lo que se hace, seguir una línea de juego y jugar como tenemos que jugar». Algo de todo lo anterior vio en el partido de ayer: «En líneas generales hemos hecho muchas más cosas buenas que malas».

Algo especialmente positivo es que fue «el primer partido en que dejamos la puerta a cero y ante un equipo que ataca muy bien». El técnico azul cree que se debe a que «hemos estado más juntos y sólidos, en ataque creamos muchas ocasiones y pudimos hacer más goles». En cualquier caso, es ambicioso en este aspecto y asegura que quiere «todavía más seguridad defensiva, con poco damos sensación de nervios». «Pero esto es lo que hay, la manta nunca nos tapa enteros», expuso. Para seguir mejorando considera que hay que ir poco a poco y confía en que «podemos ser un buen equipo si vamos por el mismo camino».

El equipo suma siete puntos en los partidos a domicilio, pero el técnico no quiere sacar muchas conclusiones. «Hay que ser pacientes, esto da muchas vueltas, lo avisé la semana pasada», advirtió para añadir que «ahora estamos bien fuera de casa, pero hay que esperar». «Lo que tenemos que hacer es ser un bloque y saber qué queremos. Si conseguimos eso, seremos un equipo importante, da igual en casa o fuera», agregó.

El entrenador no ahorró en elogios para el partido de Folch, que volvía a la titularidad en Liga y fue clave. Anquela dijo sobre el catalán que «ha estado como siempre». «Decían hace tiempo que Maldini era la sangre del Milán, Folch es nuestra sangre y nuestra cabeza. Él nos riega a todos», proclamó, aunque a continuación insistió en que «jugaron de maravilla todos, suplentes y titulares y jugando así podremos competir».

Más Real Oviedo

También se refirió al primer gol de Joselu con la camiseta azul. «Para los delanteros es muy importante hacer goles y participar», indicó ensalzando al onubense como hizo también con su sustituto, Toché. «Lo hizo igual de bien. Vale lo mismo lo que puedes hacer en 80 minutos que lo que haces en dos», expuso el técnico, que recordó que «todos tendrán oportunidades y todo cuenta. Somos muy poquitos».

Por último, se refirió al apoyo de los 1.300 aficionados que había en las gradas. «La afición nos gana siempre por goleada, no podemos competir con ellos», manifestó el jienense.

Síguenos en

 

Fotos

Vídeos