Juan Antonio Anquela: «A partir de los 50 puntos se empieza, pero no son el objetivo»

El fin de diez jornadas de sequía
Anquela, durante el entrenamiento de su equipo. / ELOY ALONSO

Anquela señala que esa cifra da «la tranquilidad» para afrontar «otras metas» y poder «soñar»

IVÁN ÁLVAREZ

Juan Antonio Anquela vive su décima temporada distinta en los banquillos de Segunda División. Un amplio bagaje en la categoría de plata del fútbol español que le permite definirla como «lógica» y le lleva a enfocar sus miras «de tres en tres» puntos, pero amparado en el conocimiento de mecanismos de un campeonato en el que existen puntos de control, arneses sobre los que asentar una escalada rumbo a cotas más altas.

«50 puntos en Segunda División es la tranquilidad. A partir de ahí se empieza, pero yo no estoy diciendo que ese sea el objetivo. Recuerdo que cuando lo conseguíamos con el Alcorcón siempre era una fiesta y luego llegábamos a jugar liguilla de ascenso», argumentó ayer el entrenador del Real Oviedo, que recordó que vivió lo mismo en su última temporada al frente del Huesca, con una celebración en Reus por ver medio centenar de unidades en su casillero que se vio refrendada semanas más tarde, al concluir el campeonato liguero entre los seis primeros clasificados. «El derecho a soñar es libre y nosotros podemos soñar», expuso sobre ello antes de volver a aludir a esa máxima de «partido a partido» que le impide mirar más allá del choque de mañana en el Martínez Valero. Un duelo contra el Elche que afronta con la advertencia del encuentro de la primera vuelta en el Carlos Tartiere.

«En la segunda parte aquí, fue de los pocos equipos que fueron superiores a nosotros», recordó el técnico jienense, que ensalzó la «claridad» con la que jugó el equipo franjiverde y señaló que «debió llevarse mejor resultado». «Incluso mejor que el Zaragoza», remachó aludiendo a la contundente derrota (0-4) ante los maños en el pasado mes de septiembre. «Se va a decidir en un momento puntual y esperemos que nosotros estemos acertados en ese momento y que sepamos competir», expuso acerca del desarrollo que espera en el choque de mañana, en el que podrá contar con más talento en los metros finales gracias al regreso de Saúl Berjón.

Más Real Oviedo

«La gente que ha entrado y que está jugando en esa posición lo está haciendo más que bien. Lo que no podemos perder es nuestra identidad y nuestra manera de entender esto. Si mejoramos en calidad, bienvenido sea», expuso el técnico andaluz, que lamentó la baja de Mossa y su parón obligado por el dolor abdominal agudo que sufrió la pasada semana, «cuando estaba en un momento de forma excepcional». «Vamos a ver si damos con la tecla, se tranquiliza y tiene la suerte de recuperarse cuanto antes», indicó el entrenador oviedista, que maneja con cautela los regresos a la competición de Viti y Omar Ramos.

«Hemos estado con la gente al límite y no queremos que vuelvan a recaer. Están bien, pero hay que esperar un poquito más», confesó Anquela, que expuso que no le ha pasado «nunca» a lo largo de su trayectoria en los banquillos la plaga de bajas que ha sufrido durante esta temporada. «Menos mal que tenemos donde echar mano y esa mano para nosotros es importantísima», manifestó el jienense, que se reencuentra con el equipo que le permitió debutar en Primera como atacante. De esa etapa quedan en el club ilicitano trabajadores como el utillero, entonces «un niño», como indicó el entrenador oviedista, que reconoció el impacto en el ataque de los franjiverdes que tenía Sory Kaba, pero considera que han logrado sustituirle con el fichaje de un ariete «más o menos de ese corte» como Yacine.

Con cuatro victorias en los cinco últimos partidos, el técnico azul reconoce el buen momento anímico que vive su vestuario porque «los resultados son los que mandan en este juego». «Ahora se gana o estamos compitiendo los partidos, y eso es lo que te da la fuerza para seguir así», explicó el jienense, que se reafirmó en su idea de que con sus jugadores va «al fin del mundo siempre y cuando» hagan «las cosas que podemos hacer». «Lo que podemos hacer es muy claro, competir», concluyó.

Síguenos en: