Anquela reabre el laboratorio

Anquela reabre el laboratorio
Juan Antonio Anquela, sonriente antes de comenzar el entrenamiento en El Requexón. / ELOY ALONSO

Cinco de los siete triunfos del Oviedo esta temporada se sellaron con acciones de estrategia

IVÁN ÁLVAREZOVIEDO.

En Los Pajaritos, su hogar deportivo desde 2013 hasta 2015, Juan Antonio Anquela recuperó una de las fórmulas más prolíficas de su extensa trayectoria en los banquillos. Con solo un remate más que en el último duelo de 2018, el técnico azul logró en el primer encuentro tras el parón invernal ese acierto que tanto había añorado durante la sequía de cuatro jornadas sin victorias.

Desde el banderín de córner se gestó esa reconciliación oviedista con el triunfo en Soria, un punto sobre el que asentar una escalada clasificatoria al rescatar la buena ejecución en una de las facetas que mejor supo rentabilizar en su primera temporada en el Carlos Tartiere el técnico jienense. Al borde del minuto 52, Tejera se afanaba por recordarle al árbitro que Fran Villalba respetase la distancia reglamentaria antes de recibir el lanzamiento del saque de esquina en corto por parte de Bárcenas y colgar un balón a la frontera del área pequeña, donde Carlos Hernández se elevó más que nadie para responder con un testarazo inapelable al gol de Yeboah.

Más Real Oviedo

Desde la esquina contraria, cuando el tiempo reglamentario se consumía, Christian Fernández remachó a la red en el segundo palo un balón que peinó Mossa en el primero tras ser lanzado por Omar Ramos, otra zurda precisa que añadir a las acciones a balón parado diseñadas por Anquela. «La mayoría de partidos se resuelven en la estrategia. El míster hace mucho hincapié en ese tema y es una alegría que estén entrando ahora», señaló Tejera, junto a Saúl Berjón y Bárcenas uno de los ejecutores de las acciones de pizarra del técnico jienense, que han sellado cinco de los siete triunfos obtenidos por el conjunto carbayón en la presente temporada.

La del pasado lunes en Soria fue la primera ocasión este curso en la que los azules obtuvieron recompensa de su buen desempeño en las acciones de estrategia a domicilio, después de que el remate a la red de Ibra tras una falta lateral colgada por Berjón quedase sin efecto con el gol de Albentosa en el añadido. En un ámbito que el conjunto carbayón padeció especialmente en la parcela defensiva en el comienzo de temporada, con más de una decena de goles recibidos, ha logrado revertir la situación antes del ecuador del campeonato.

En una veintena de jornadas en las que doce equipos de la categoría presentan un acierto de cara a gol superior, los azules han sabido rescatar una vía que la temporada pasada les permitió celebrar once goles y en la presente no había exprimido desde el pasado 25 de noviembre, cuando Bárcenas sentenció la victoria sobre el Reus a través de un libre directo. Consciente de que todavía tiene que afinar su fórmula, como él mismo reconoció en la sala de prensa de Los Pajaritos, Anquela reabrió el laboratorio a balón parado para obtener el acierto que le estaba faltando en ataque posicional.

Síguenos en: