Real Oviedo

Real Oviedo | Anquela asienta los pilares de su reforma

Mossa protege el balón durante una jugada del último amistoso de pretemporada. / ELISEO TRIGO
Mossa protege el balón durante una jugada del último amistoso de pretemporada. / ELISEO TRIGO

El entrenador oviedista afianza el 4-3-3 como esquema base y agrega creatividad sin perder solidez | El jienense empleó a veintinueve jugadores en una pretemporada en la que su equipo mostró su gen competitivo ante los rivales de mayor nivel

IVÁN ÁLVAREZIVÁN ÁLVAREZ OVIEDO.

El Real Oviedo ya aguarda expectante la luz verde del semáforo que dé inicio a la competición liguera este domingo. Consumida la etapa del calendario en la que el marcador pasa a un plano secundario, eclipsado por el funcionamiento colectivo durante el proceso de puesta a punto, el conjunto carbayón bajó la persiana de los encuentros amistosos envuelto en sensaciones positivas.

En su segundo verano al frente del conjunto carbayón, Juan Antonio Anquela profundiza en la reforma del engranaje azul, compuesto ahora con más piezas creativas capaces de elevar su productividad ofensiva. Con la ventaja respecto al pasado año de contar con una columna vertebral heredada del curso previo, ha explotado el banco de pruebas de la pretemporada para agregar matices que añadan riqueza a las maniobras ofensivas.

El experimentado técnico jienense ha implementado a lo largo de los ensayos estivales un triángulo en la medular capaz de asumir las riendas de los partidos, una medular que ha afinado la sinfonía coral con el paso de las semanas hasta el punto de conseguir atrapar en su ritmo a equipos de la máxima categoría y a un candidato al ascenso como el Deportivo. Un paso adelante en el gestión del balón conseguido sin que se haya visto mermada la solidez defensiva que caracterizó a los azules durante buena parte del curso pasado. «Quiero un equipo que tenga muchas maneras de jugar y entender el fútbol», proclamó Anquela en Villaviciosa, donde también expresó su pretensión de «disputar los partidos en la zona ancha». Con el 4-3-3 como esquema base, avanza con paso firme hacia esa dirección. Las incorporaciones de Sergio Tejera y Javi Muñoz, que han mostrado una rápida adaptación, han contribuido a esa pequeña metamorfosis dentro de una pretemporada que deja más señales prometedoras que dudas. Diez goles a favor y apenas seis en contra forman el bagaje de los nueve choques de preparación, con la cita en El Toralín como punto más gris y la fragilidad defensiva en la defensa de su área en la recta final del duelo contra el Lugo como gran lunar.

Más Real Oviedo

Durante todo el proceso, Anquela ha empleado a veintinueve futbolistas, once de ellos con ficha del filial, a los que pretende dejar la puerta abierta durante toda la temporada escudado en la anhelada plantilla corta que este año finalmente se va a confeccionar. Mossa, Carlos Hernández, Richard Boateng y Sergio Tejera son los únicos presentes en todos los choques estivales, en los que el técnico azul ha mezclado a piezas fundamentales en sus planes con jóvenes promesas de las categorías inferiores, que han acumulado minutos y han aportado a engrosar el casillero goleador gracias al olfato de Sandoval y Steven, máximo artillero veraniego con tres dianas junto a Toché. Saúl Berjón permanece como uno de los faros de una parcela ofensiva que se ha reforzado con la verticalidad de Bárcenas. El panameño logró una rápida aclimatación a un equipo que ha ofrecido un alto grado de competitividad ante los adversarios de mayor enjundia.

La efectividad de Ibrahima

Reñido con el gol en tres combates estivales, en los que se dispara con balas de fogueo, los azules se preparan para el fuego real de la competición con un incremento de su arsenal gracias a la llegada de Joselu, máximo artillero de la categoría en la temporada 2016-2017. Mientras el onubense entra en la dinámica del conjunto dirigido por Anquela, Ibrahima Baldé ha irrumpido con el estruendo de la pólvora. El senegalés, que ha muestro su efectividad con dos remates al fondo de la portería en menos de cuarenta minutos, trata de ganarse su hueco en el ático de la reforma oviedista que dirige con tino Anquela.

Síguenos en

 

Fotos

Vídeos