El gol es la asignatura pendiente

Varios de los habituales titulares se preparan para realizar un ejercicio en el último entrenamiento de la semana pasada./E. ALONSO
Varios de los habituales titulares se preparan para realizar un ejercicio en el último entrenamiento de la semana pasada. / E. ALONSO

Los azules han mejorado en defensa en las últimas jornadas pero son conscientes de que el acierto en ataque es clave para lograr el objetivo

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

El Real Oviedo entra en la fase decisiva del campeonato metido en la pelea por llegar a las plazas de 'play off' y para acceder a ellas tiene que mejorar sobre todo en el aspecto goleador, ya que en las últimas jornadas el equipo está teniendo más problemas en el área rival que en la propia. Las aspiraciones de meterse entre los seis primeros pasarán en buena medida por que mejoren los números en ataque del equipo.

Los azules han mejorado sensiblemente en el aspecto defensivo a medida que ha avanzado la competición, con la consolidación de la defensa de cinco, pero siguen sin encontrar el camino hacia el gol con la frecuencia que requiere un aspirante a la zona alta de la tabla.

Esta situación se está haciendo más patente en la última fase del campeonato, como lo demuestra el hecho de que en las últimas ocho jornadas solo ha logrado seis goles, mientras que encajó cinco.

En lo que va de temporada el conjunto azul lleva 37 goles a favor, lo que lo sitúa en la décima posición de esta clasificación, empatado con el Sporting y Zaragoza, que llevan los mismos goles. Entre los aspirantes a la lucha por las seis primeras plazas solo el Málaga, con 34, suma menos goles que los ovetenses. El líder, Osasuna, es el máximo goleador de la categoría, con 48 tantos.

El debate sobre la búsqueda del gol lleva abierto toda la temporada en el conjunto azul, que sale habitualmente de mano con un único delantero, Joselu. El onubense no está teniendo demasiadas oportunidades de marcar y su intenso trabajo defensivo en la presión sobre la salida del rival es su principal aportación al juego del equipo. No obstante, Joselu es junto a Bárcenas el máximo goleador del equipo, con seis dianas.

El equipo solo actúa con dos delanteros en momentos puntuales de los encuentros, cuando necesita buscar la victoria, que es cuando el técnico suele dar entrada a Ibrahima o Toché, o a los dos, si uno de los sustituidos es Joselu.

El hecho de que el equipo se encuentre más cómodo con tres centrales limita las opciones para incluir a un segundo delantero de inicio, por lo que, en algunas ocasiones, Anquela optó por acostar a la banda derecha a Joselu en busca de más mordiente.

La idea del técnico es que los dos jugadores de los extremos lleguen al área para acompañar al punta, pero por el momento no está encontrando la aportación necesaria en cuanto a goles.

Por el contrario, el equipo azul ha encontrado la seguridad defensiva en las últimas jornadas. En lo que va de liga, el equipo ha recibido 35 goles, lo que le deja como el décimo menos goleado. Sin embargo, en esa clasificación pesan de forma notable los dos resultados en los que el equipo recibió cuatro tantos, ante el Zaragoza en el Carlos Tartiere y ante el Deportivo en Riazor. El equipo que menos goles ha encajado hasta ahora es el Granada, tercer clasificado, que ha recibido solo 22 goles.

Los azules tienen ahora ocho jornadas para pelear por meterse en el 'play off', en el que necesitan mejorar los resultados que lograron en la primera vuelta ante esos mismos rivales. Aunque con tantos rivales implicados es difícil pronosticar los puntos en los que estará el ascenso, lo que parece claro es que no serán suficientes los 13 puntos que en la primera sumaron los de Anquela ante los mismos rivales a los que se enfrentarán hasta el final del campeonato.

El equipo azul logró ante esos ocho rivales cuatro victorias, y un empate, con tres derrotas. Los dos equipos a los que venció a domicilio el Real Oviedo fueron el rival del próximo domingo, el Córdoba, y el Numancia. También sumó los tres puntos en el Carlos Tartiere frente al Tenerife y Osasuna, a los que ahora tendrá que visitar en su campo.

El único empate ante los equipos con los que le resta por enfrentarse fue contra el Málaga en el Carlos Tartiere, un encuentro que acabó sin goles y que el equipo azul afrontó con seis bajas, justo antes de el parón navideño.

Los partidos perdidos por los azules contra equipos a los que todavía se tiene que enfrentar, fueron el Almería, que ganó 1-2, en el Carlos Tartiere y el Rayo Majadahonda y Granada que vencieron ambos por 1-0 a los de Anquela. En esos dos encuentros los goles llegaron en la recta final, en especial el del conjunto madrileño marcado en un saque de esquina en el último minuto.

El objetivo inmediato es el Córdoba, que llega al Carlos Tartiere prácticamente descendido, tras el 0-4 encajado ante el Lugo, aunque Anquela querrá huir de confianzas.