Las ausencias no minan la ilusión azul

Omar Ramos hace un ejercicio delante de Toché y Steven. / ELOY ALONSO
Omar Ramos hace un ejercicio delante de Toché y Steven. / ELOY ALONSO

El Real Oviedo afronta el partido con seis bajas que pueden obligar a Carlos Martínez a jugar como central | La principal novedad en la convocatoria es la presencia del último fichaje, el extremo Omar Ramos, y también la del jugador del filial Javi Mier

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

El Real Oviedo recibe esta tarde (20 horas) al Almería con una plantilla muy mermada por las ausencias, ya que a las cinco conocidas: los lesionados Carlos Hernández, Forlín, Saúl Berjón y Joselu, y al sancionado Christian Fernández, se sumó ayer la baja de Boateng, por problemas físicos, lo que ha hecho que el técnico incluyera en la convocatoria a cinco jugadores del filial (ya citados la pasada jornada) y Javi Mier. Además, también está en la convocatoria el último fichaje, Omar Ramos.

Los azules, pese a las ausencias, están en un buen momento, ya que han sumado siete de los últimos nueve puntos en juego, y han ganado los dos últimos encuentros disputados en el Carlos Tartiere. Los de Anquela recibirán al Almería, que está a tres puntos de los ovetenses en la tabla, pero que llegan tras una contundente derrota en la Copa del Rey frente al Villarreal, donde perdieron por 8-0. Sin embargo, en el conjunto andaluz serán pocos los jugadores que, tras participar en el torneo del K.O., vayan a estar en el 'once' inicial. Los que sí tienen opciones de estar en la alineación de Fran Fernández son dos exoviedistas como Owona y Nano.

Más información

Tras las victorias consecutivas en el Carlos Tartiere frente al Sporting y el Reus, y el empate a domicilio ante Las Palmas, el equipo quiere mantener la buena línea de resultados y la imagen sólida que ha dado el equipo, lo que le ha permitido dejar la portería a cero en los dos últimos encuentros. Esa solidez defensiva es la que el técnico espera que mantengan los suyos, que parecen ya haber dejado atrás los problemas en las acciones a balón parado, que le habían costado tantos goles.

Los azules están afrontando las últimas jornadas con numerosas ausencias y por ello el técnico no puede repetir alineación una nueva jornada.

Esta circunstancia obliga una vez más a que tenga que buscar soluciones para poder mantener el sistema de las últimas jornadas, que le está dando resultados.

Los problemas para Anquela en esta ocasión se ceban en el centro de la defensa, ya que de los cinco jugadores que el técnico tiene para esa demarcación: Carlos Hernández, Forlín, Christian Fernández y Alanís, además del jugador del filial Javi Hernández, solo están disponibles los dos últimos.

En caso de que el técnico quiera mantener la defensa con tres centrales tiene dos opciones. Una sería dar entrada al defensa del Vetusta Josín, o bien reconvertir a Carlos Martínez para que ocupe esa posición. El navarro solo ha participado hasta ahora en los minutos finales de dos partidos, ante el Sporting y Las Palmas, y en ambos casos lo ha hecho en su posición habitual de lateral derecho. También jugó el partido de Copa ante el Mallorca. Las lesiones le han impedido tener continuidad, pero por lo visto en las últimas semanas está completamente recuperado y ya adquirió el ritmo de competición.

Ahora, todo apunta a que Anquela recurrirá a su experiencia para que se adapte a la posición de defensa central. A lo largo de los entrenamientos de esta semana, el de Tolosa se ha probado en esa nueva demarcación y el técnico ha insistido con él en algunos conceptos en dicho puesto en el que parece que se estrenará.

La otra posibilidad que podría darse es recurrir a una defensa de cuatro, ya que el Almería parece que solo jugará con un punta. No obstante, el técnico no ha querido adelantar sus intenciones.

El resto del equipo será, salvo sorpresa, el mismo que empató la pasada jornada frente a Las Palmas. El técnico se mostró tras el encuentro en el estadio de Gran Canaria molesto con las decisiones arbitrales, pero satisfecho con el rendimiento de sus jugadores, lo que hace que apunte a la continuidad en cuanto a nombres y la forma de jugar.

En ese dibujo el equipo está volviendo a encontrar el camino de la portería contraria con el juego por las bandas, en la que Diegui Johannesson y Mossa se convierten en extremos en la fase ofensiva y sus llegadas al área suelen llevar bastante peligro.

Además, en ese esquema, el técnico concede más libertad a Bárcenas para que se mueva por distintas zonas del campo y sea capaz de generar superioridad en distintas zonas del campo.

En ataque, el técnico volverá a confiar en Ibrahima, que está en un buen momento de forma y generando peligro a las defensas rivales, con su movilidad y capacidad para ganar los duelos individuales.

La principal novedad en la convocatoria del conjunto azul es la presencia de Omar Ramos, que se incorporó el pasado martes a los entrenamientos.

El extremo tinerfeño no tiene ritmo de competición, ya que desde el pasado mes de mayo no ha disputado ningún encuentro, pero físicamente tiene un buen nivel, ya que estuvo entrenando con un entrenador personal y con el Tacoronte, de la Tercera canaria.

Anquela ya ha apuntado que habrá que tener paciencia con él para que vaya entrando poco a poco en el equipo, al igual que sucedió con Alanís, pero no es descartable que esta tarde pueda tener algunos minutos. En principio, su posición habitual es la de extremo derecho, pero también puede jugar por la izquierda y en la media punta.

El otro que se estrena en una convocatoria del primer equipo es el centrocampista del filial Javi Mier, que ayer se entrenó con el primer equipo.

Se trata de un centrocampista, que puede jugar también en la mediapunta y que tiene buen trato de balón y facilidad para incorporarse al ataque, con efectividad en el balón parado.

 

Fotos

Vídeos