Real Oviedo | El Carlos Tartiere resiste ante el músculo económico

Bárcenas celebra su gol en el empate ante el Dépor en el Tartiere. / PABLO LORENZANA
Bárcenas celebra su gol en el empate ante el Dépor en el Tartiere. / PABLO LORENZANA

Los azules se mantienen invictos en su feudo en los duelos ante rivales que cuentan con un tope salarial superior

I. ÁLVAREZ OVIEDO.

El Real Oviedo ha demostrado esta temporada que no se arredra ante los aspirantes al ascenso en el cara a cara en el Carlos Tartiere. El empate cosechado la pasada jornada frente al Deportivo refrendó la solvencia azul en el municipal ovetense, territorio minado para la artillería pesada de la categoría de plata.

El conjunto dirigido por Juan Antonio Anquela ha frenado esta temporada en su feudo a todos los equipos que le superan en capacidad económica, como ocurre con su próximo visitante, Las Palmas. El conjunto canario no ha conseguido acompasar ese elevado techo de gasto, al borde de la veintena de millones de euros (19, 2), con su rendimiento sobre el terreno de juego. Muy por debajo del listón establecido por el vertiginoso desembolso efectuado en el pasado mercado estival para completar un regreso exprés a la máxima categoría del fútbol español, llega a la capital del Principado con su tercer entrenador de la temporada y tremendamente descolgado en la numerosa carrera por la sexta plaza.

Frente al cuadro insular, los azules tratarán de dar continuidad a su buena racha de resultados frente a los clubes con las arcas más llenas de la categoría de plata. Ante el líder en esa faceta, el Málaga, los azules lograron un empate sin goles en un encuentro que afrontaron repletos de bajas, bajo mínimos en la parcela ofensiva.

Un mayor botín obtuvo el conjunto carbayón en el enfrentamiento ante el equipo que se ha instalado en el ático de la tabla clasificatoria, Osasuna, que cuenta con tres millones más que los carbayones para remunerar a su plantilla esta temporada. La falta lanzada por Saúl Berjón a la escuadra de la portería defendida por Rubén Martínez derrotó a los navarros en la recta final del choque y selló la remontada oviedista (2-1) en el duelo de la décima jornada liguera, dos semanas después de que la tropa liderada desde el banquillo por Anquela despojase al Albacete de la etiqueta de invicto con la que se presentaba en tierras asturianas gracias a un tempranero gol de Ramón Folch.

Una solitaria diana de Bárcenas, también en la primera mitad, doblegó al Tenerife, séptima entidad con los recursos financieros más abundantes de Segunda para tratar de conseguir dar el salto a la élite. Ese objetivo también lo anhela el Sporting, que capituló en el derbi asturiano disputado el pasado mes de noviembre en el Carlos Tartiere con la misma claridad que celeridad, ajusticiado por la diana de Ibrahima y el estreno goleador en España de Alanís.

Con el impulso de su afición, la capacidad competitiva del conjunto dirigido por Anquela en los choques directos por las seis primeras posiciones también quedó reflejada en el duelo contra el Cádiz, que presenta unos parámetros económicos similares a los de los azules. Los tantos de Carlos Hernández y Diegui Johannesson dejaron sin efecto el del cadista Machís para inclinar del lado azul la diferencia de goles particular con el equipo gaditano y mostrar que el Carlos Tartiere es capaz de redefinir una escala económica que espera volver a dejar sin efecto sobre el césped mañana.