A la carrera por fuera de El Requexón

El grupo sigue al preparador físico, Alberto Martínez, en uno de los tramos de carrera continua. /  SEMEYAPRESS
El grupo sigue al preparador físico, Alberto Martínez, en uno de los tramos de carrera continua. / SEMEYAPRESS

La primera plantilla se calzó las zapatillas para recorrer los caminos de los aledaños de las instalaciones oviedistas

M. SUÁREZOVIEDO.

El Real Oviedo afrontó la sexta sesión de trabajo lejos del espacio habitual de entrenamiento. En un día despejado y con bastante calor, los carbayones salieron de las instalaciones de El Requexón tras ejercitarse en el gimnasio para ponerse a las órdenes del preparador físico Alberto Martínez y dar un paso más en la carga física de la primera semana de pretemporada.

Después de tres días de ejercicios con balón y sin él en el cuidado césped de El Requexón, la primera plantilla se calzó las zapatillas para recorrer los caminos de los aledaños a las instalaciones oviedistas. El cuerpo técnico tenía previsto el sobreesfuerzo en su 'planning' semanal, ya que durante la jornada del miércoles dio descanso a sus jugadores en horario vespertino.

Los azules se dirigieron al parque de La Cebera para iniciar allí el trabajo físico de la jornada y con la hidratación como constante se dedicaron a potenciar la resistencia a base de carrera continua.

No participaron de esta parte del trabajo los guardametas Alfonso Herrero y Alberto. Ambos se quedaron en El Requexón ejercitándose de manera específica.

Tampoco lo hizo Nereo Champagne, que sigue una rutina particular para acabar de recuperar la forma tras su intervención el pasado mes de junio por la meniscopatía que sufría en su rodilla izquierda. Una dolencia que le impidió tanto acabar la Liga como comenzar la pretemporada con el resto de sus compañeros.

El cuerpo técnico tiene la mira puesta ya en el primer amistoso de la pretemporada, que enfrentará a los azules al filial el próximo sábado. Servirá de prueba tanto para los jugadores con su futuro asegurado como para los que no.

El propio director deportivo del club, el exjugador Miguel Pérez Cuesta 'Michu', dejaba la puerta abierta a nuevas salidas en la presentación de Javi Fernández. Esta política de no dar por supuesta ninguna continuidad haya o no relación contractual va encaminada a la filosofía de plantearse la llegada de nuevos refuerzos en lo que queda de mercado veraniego.

Tras cuatro días de trabajo en los que el cuerpo técnico ha podido calibrar tanto estado de forma como características de los jugadores disponibles, el partido ante el filial se presenta como la opción perfecta para acabar de perfilar el papel que cada jugador puede tener en el proyecto. Futbolistas como Lolo, Borja Sánchez o Viti son algunos de los jugadores recién ascendidos del filial que podrían buscar minutos fuera de un equipo al que hay que sumarle la presumible vuelta de Bárcenas.