El club sigue trabajando en la salida de jugadores

El conjunto azul, que comenzará los entrenamientos el próximo lunes, busca cerrar cuanto antes la salida de los componentes de la plantilla que no entran en los planes de Sergio Egea. El caso más claro es el delantero Toché, que está negociando la rescisión del año de contrato que le queda.

El murciano busca acomodo en Segunda, pero mantiene abierta la posibilidad de firmar con el Cartagena, equipo con el que ya mantuvo una reunión. En principio, la predisposición del jugador es la de llegar a un acuerdo cuanto antes con el conjunto azul para resolver el contrato. No obstante, en caso de que no se produzca en el fin de semana, debería incorporarse a los entrenamientos con el resto de compañeros el lunes en El Requexón, aunque también podría recibir un permiso del club para no hacerlo.

En un caso parecido podría encontrarse el delantero Ibrahima, que es uno de los jugadores con contrato que tiene opciones de abandonar la plantilla.

El centrocampista Lolo tampoco cuenta para Egea y es otro de los jugadores a los que el club busca una salida, después de que el Extremadura renunciara a hacer efectiva la opción de compra que tenía sobre él tras la cesión en el mercado de invierno.