La continuidad Bárcenas y Javi Hernández, a estudio

Ambos jugadores están cedidos y desde la entidad se ve con buenos ojos prolongar su vinculación

R. J. G. OVIEDO.

En la actualidad, en el conjunto azul hay tres jugadores cedidos cuyas situaciones el club tendrá que estudiar: Javi Muñoz, Bárcenas y Javi Hernández, quien, aunque tiene ficha con el filial, está ya considerado como jugador de la primera plantilla. Además, hay dos jugadores que finalizan contrato: Carlos Martínez y Forlín.

El panameño Bárcenas está cedido por el conjunto mexicano de Cafetaleros y el Real Oviedo tiene una opción de compra sobre él. La intención del club es hacerse con los servicios del extremo, que es el jugador que más minutos suma esta temporada. Sin embargo, la cantidad incluida en la cláusula es elevada y la intención del conjunto azul es rebajarla o llegar a un acuerdo para no tener que abonarla al completo esta temporada. En este sentido ya podrían haberse mantenido algunos contactos para acercar posturas.

El otro caso que interesa es el del defensa Javi Hernández, cedido por el Real Madrid. El club carbayón también vería con buenos ojos su continuidad. Para eso necesita llegar a un acuerdo con el conjunto madrileño, lo que no parece complicado, vistas las buenas relaciones entre ambas entidades.

El centrocampista Javi Muñoz, cedido por el Alavés, podría ser el único cuya continuidad no se valore, ya que se entiende que hay jugadores en la casa, como Jimmy, que pueden ocupar su puesto a satisfacción.

Los únicos dos componentes de la primera plantilla que no tienen contrato para el próximo curso son los defensas Forlín y Carlos Martínez. En el caso del argentino, en el acuerdo alcanzado la pasada temporada hay una opción para prolongar su contrato por un año más, ejecutable por ambas partes. No obstante, ese es uno de los temas que Michu tiene sobre la mesa, pero por el que en principio esperará hasta que concluya la temporada.

Por su parte, el zaguero Carlos Martínez tiene una opción de renovación por objetivos que no parece que se vaya a cumplir, y su futuro también está pendiente de resolverse.