Cristóbal Parralo: «Nos ha faltado generar más peligro»