«No cuesta nada intentar hacer felices a niños que viven una situación amarga»

El zaguero, en El Requexón, junto al mural de varios estandartes del club. /  ELOY ALONSO
El zaguero, en El Requexón, junto al mural de varios estandartes del club. / ELOY ALONSO

I. ÁLVAREZ OVIEDO.

Apasionado del deporte, Christian Fernández ha vivido esta temporada su primera incursión en la pizarra dentro del cuerpo técnico del juvenil oviedista.

-¿Ha notado mucho la brecha generacional respecto a los valores de su vestuario como juvenil a lo que pueda haber ahora?

-El sufrimiento y el valor de conseguir las cosas por tu trabajo creo que se está perdiendo, pero ya no a nivel futbolístico, sino a nivel social. La juventud está en un momento de conformismo, de exigir, pero no de dar y sacrificarse. Están influenciados un poco por las redes sociales y la imagen. Hoy en día ves a gente antes de salir a jugar peinándose con la gomina y piensas: 'venga hombre, que vas a salir a jugar al fútbol'.

-No hay cambio en el poder del fútbol. La pasada semana acudió con Alfonso a visitar en el hospital a niños de la Asociación Galbán.

-En lo que hago con mi tiempo libre lo no busco que tenga una trascendencia mediática. Si eres un jugador con cierta fama (hace el gesto del entrecomillado) en Oviedo, no cuesta nada intentar hacer felices durante un rato a las familias y a los niños que viven una situación tan amarga con una enfermedad muy dura como es el cáncer. También sirve para no olvidar que eres un privilegiado, que tienes salud, que es lo más importante, aunque vivamos en una sociedad capitalista en la que parece que vales más cuanto más tienes. En lo que pueda, ahí estaré y echaré una mano.