Un Deportivo teñido de azul

Juan Antonio Anquela, con Carmelo de Pozo detrás, el día de su presentación como técnico deportivista. / EFE
Juan Antonio Anquela, con Carmelo de Pozo detrás, el día de su presentación como técnico deportivista. / EFE

A Carmelo del Pozo, Borja Valle y Robles se une el técnico Juan Antonio Anquela | La dirección deportiva, la metodología de cantera y el cuerpo técnico del club gallego están en manos de profesionales con pasado carbayón

M. SUÁREZOVIEDO.

El Real Oviedo arranca la competición liguera ante un rival, el Deportivo de La Coruña, que está plagado de caras conocidas en puestos de relevancia.

El nombre más reconocido de esa lista, por ser el último en fraguarse y la historia más reciente entre las partes, es el reencuentro del ex entrenador azul Juan Antonio Anquela con los que hasta hace cuatro meses eran sus jugadores.

El jienense fue el último técnico en hacerse con un banquillo en Segunda División este mercado de fichajes, y el destino quiso que, tras recalar en el Dépor, este fuese el rival de su especialmente sentido Real Oviedo en la primera jornada de Liga.

Anquela está ya inmerso en su nuevo proyecto tras haber salido de El Requexón a solo siete jornadas del final por no obtener los resultados esperados por la dirección deportiva en ese tramo de temporada.

Su puesto en el banquillo azul lo ocupó entonces un Sergio Egea que se mantiene en el cargo, y que se verá las caras ahora con su predecesor como rival de planteamiento y tácticas en el banquillo.

Anquela afirmó en su presentación como técnico deportivista estar afrontando el reto más difícil de su carrera, aunque en su despedida como entrenador oviedista ya explicó que en la capital asturiana había tenido dos años de felicidad 'impagables con dinero'.

Ahora, al andaluz le toca ver desde enfrente al equipo que siempre quiso entrenar y que ya firma de azul dos años en su currículum como técnico.

Esa hoja decidió ampliarla otro viejo conocido del oviedismo, el ex director deportivo del conjunto azul Carmelo del Pozo, que ostenta dicha responsabilidad en el Dépor desde hace una campaña.

El segoviano estuvo al frente de la planificación deportiva del Real Oviedo durante dos años y fue parte del grupo de trabajo que fraguó la vuelta a la Segunda División. Tras su salida del club en 2016, Del Pozo recaló en el Levante y puso fin a esa etapa de dos años como secretario técnico granota -en la que consiguió un ascenso a Primera División-, para aterrizar en Riazor.

Experiencia en Segunda

Fue precisamente él el encargado de atender a la petición del club gallego, que quería contar esta campaña con un entrenador con experiencia y conocedor de la categoría. Un técnico, explicó el presidente deportivista Paco Zas en la presentación de Juan Antonio Anquela, que imprimiese carácter e intensidad a los jugadores y que no tuviera miedo a trabajar con la cantera. Con el jienense fue su equipo de trabajo: Juanjo Carretero como segundo y Marcos Marciel al frente de la preparación física.

Quien no formó parte de esta ecuación de tres, que lleva cuatro temporadas funcionando de manera conjunta, fue Dani Mayo. El cuarto hombre de confianza de Anquela en el Real Oviedo, que desempeñó el rol de analista, hizo la maleta con un destino diferente pero también con tintes carbayones: el Elche del ex oviedista José Rojo 'Pacheta', que le quiso como segundo entrenador.

La de Anquela no era la primera incorporación exoviedista que cerraba el Dépor en estos últimos años. En el verano de 2016, y coincidiendo con la marcha de Del Pozo del Real Oviedo, era el extremo Borja Valle quien recalaba en La Coruña. El berciano, que fue una de las piezas claves del ascenso a Segunda del conjunto carbayón, firmó tres temporadas con el club gallego aunque en una de ellas salió cedido al Elche.

Ahora coincide en el conjunto blanquiazul con quien fuera -y vuelve a ser- el director deportivo de su equipo, Del Pozo, y con un técnico, Anquela, al que destaca tras una pretemporada a sus órdenes por su pasión por el fútbol. «Es conocimiento, es pura pasión por el fútbol y si nos impregnamos de su esencia este año podremos lograr grandes cosas», explicó en rueda de prensa el excarbayón.

Quien también forma parte de la estructura deportivista es Rober Robles, quien fuera entrenador y responsable de cantera del Real Oviedo. Ahora dirige la metodología de cantera en A Begondo tras la llegada de Carmelo del Pozo y previo paso por el Alavés, donde recaló tras salir del Oviedo el verano de 2017.