Anquela: «Jugamos para una gente que nos ayuda siempre, para un sentimiento»

Juan Antonio Anquela, entrenador del Real Oviedo. /ELOY ALONSO.
Juan Antonio Anquela, entrenador del Real Oviedo. / ELOY ALONSO.

«Oviedo y Sporting, queramos o no, tenemos que ir de la mano en muchas cosas, nos necesitamos», asegura el entrenador oviedista

Iván Álvarez
IVÁN ÁLVAREZ

Juan Antonio Anquela afrontará el domingo en El Molinón su cuarto derbi asturiano al frente del Real Oviedo. Un bagaje en este tipo de duelos que le permite ser plenamente consciente de lo que se va a encontrar en un choque repleto de simbolismo. «Será un partido precioso. Solo tenemos que poner la calma y la cordura», ha expresado el técnico azul, que ha reiterado el deseo expresado desde su llegada al banquillo del Carlos Tartiere en estas citas.

«Tiene que ser una fiesta del fútbol asturiano. Oviedo y Sporting, queramos o no, tenemos que ir de la mano en muchas cosas, nos necesitamos», ha señalado el jienense, que ha confirmado que Carlos Hernández estará en condiciones de disputar el duelo contra los gijoneses, en el que será baja por lesión Omar Ramos. «Tiene que estar tranquilo, sabemos lo bueno que es», ha indicado sobre el extremo tinerfeño, al que ha instado a «quitarse el agobio» e «ir despacio» en su proceso de recuperación. Con «la tranquilidad que requiere el partido y el momento», Anquela sigue la misma rutina que en sus tres anteriores derbis, convencido de que él y sus jugadores saben con quién se juegan «los cuartos» en una cita en la que contarán con el apoyo de la afición azul pese a afrontarla como visitantes.

«No estamos solos, jugamos para una gente que nos ayuda siempre, para un sentimiento, y hay que intentar estar a la altura», ha proclamado el técnico azul, que aboga por ser fieles a su estilo. «Tenemos que ser nosotros mismos. Si somos como habitualmente, competiremos», ha expuesto el veterano preparador andaluz, que ha elogiado la trayectoria de José Alberto López su rival en el banquillo sportinguista. «El año pasado hizo una campaña de tres pares de narices. Ha cogido al Sporting y es reconocible. Lleva tres victorias seguidas y eso en Segunda no es fácil», ha asegurado.

Sorprendido por la superioridad azul durante la primera mitad del derbi de la primera vuelta, Anquela se ha apoyado en lo ocurrido la temporada pasada para destacar la importancia de no desviarse del sendero competitivo ocurra lo que ocurra el domingo. «El objetivo es ganar tres puntos. El año pasado parecía el partido del fin del mundo y no se acabó ahí. Ahora tampoco se acaba aquí», ha proclamado el jienense, que ha señalado que no pueden «llegar nunca» al nivel de su afición y eso le duele. «Las exigencias son muy grandes. Cuando terminemos el partido y les miremos a la cara tenemos que decirles: 'mirad, nos hemos dejado todo en el campo'», ha concluido.

Más información

Síguenos en: