La enfermería marca la vuelta al trabajo

La enfermería marca la vuelta al trabajo

Forlín e Ibrahima deberán esperar para su regreso, mientras que Carlos Martínez y Omar Ramos siguen pendientes de confirmar su estado físico | Berjón y Joselu apuran para llegar a tiempo al partido ante el Numancia

RAMÓN JULIO GARCÍA DEPORTES.CO@ELCOMERCIO.ESOVIEDO.

El Real Oviedo volverá hoy a los entrenamientos tras las vacaciones de Navidad con varios retos en el horizonte. El principal, encadenar una serie de buenos resultados que le permitan reengancharse a la lucha por los primeros puestos de la clasificación.

En el regreso al trabajo, las miradas están puestas en la enfermería. Se espera que a lo largo de este mes se quede vacía. Los azules llegaron al parón tras atravesar su peor racha de la temporada, tanto por los resultados como por el elevado número de lesiones que acumularon. De hecho, para el último encuentro, el técnico, Juan Antonio Anquela, no pudo contar con seis jugadores lesionados, además de Mossa, por sanción.

Más información

En principio, el técnico, además de Mossa, recuperará para el encuentro ante el Numancia a Saúl Berjón y Joselu. En los casos de Forlín, Ibrahima, Carlos Martínez y Omar Ramos habrá que esperar a comprobar su estado en la vuelta a los entrenamientos.

Berjón se lesionó en el partido ante el Sporting, lo que hizo que se retirara en el descanso. El ovetense sufrió una rotura fibrilar y él mismo confirmó la pasada semana que estará disponible para la vuelta de la competición. En las últimas semanas ya había comenzado a trabajar sobre el césped y todo apunta a que será alta, con lo que Anquela podrá volver a contar con uno de los jugadores más determinantes del equipo azul.

Joselu, lesionado también con una rotura de fibras en los minutos finales del encuentro ante el Reus, todo indica a que podrá reincorporarse al grupo y cuenta con opciones de poder volver a la convocatoria para el compromiso de Soria, ya que, al igual que Berjón, en las últimas semanas ya realizó trabajo en el campo. El plazo marcado para su recuperación fue establecido entre cuatro y seis semanas, que ahora se cumplen.

El resto de los casos presentan más dudas. El defensa argentino Forlín sufrió una fisura en el peroné en el entrenamiento del pasado 24 de noviembre. Hasta ahora no ha podido trabajar sobre el terreno de juego, por lo que su vuelta parece que no se producirá hasta dentro de un par de semanas como mínimo.

En una situación parecida está el delantero Ibrahima, también aquejado de una rotura fibrilar desde el encuentro ante el Granada. Esta es la tercera semana que el futbolista senegalés se pasará al margen del grupo, por lo que todo apunta a que su regreso tendrá que esperar.

En los casos de Carlos Martínez y Omar Ramos no se conoce el alcance de sus lesiones, ya que el primero se lesionó en la sesión previa al enfrentamiento ante el Málaga y el segundo, en el calentamiento del partido en el que iba a ser titular.