«Este equipo se caracteriza por crecerse ante la adversidad»

Christian Fernández, en El Requexón. / ELOY ALONSO
Christian Fernández, en El Requexón. / ELOY ALONSO

Christian Fernández considera que los azules pasan «por el mejor momento de juego», aunque no se traduzca en puntos | El zaguero señala que las opciones de 'play off «siguen intactas» e indica que encaran «una batalla bonita» para la que están «más que preparados»

I. ÁLVAREZ OVIEDO.

En una posición menos ventajosa de lo deseado, pero conscientes de que todavía cuentan con margen de maniobra para completar los adelantamientos necesarios que permitan cruzar la línea de meta entre los seis primeros clasificados. Desde esa prisma afrontan el final de temporada en el vestuario del Real Oviedo, como expresó ayer uno de sus capitanes, Christian Fernández.

«Nos gustaría estar metidos entre los seis primeros, pero todavía queda mucho. Seguramente haya más de una sorpresa de aquí al final y tenemos que estar atentos a aprovechar cualquier resquicio que nos den los equipos que están ahora mismo por delante», proclamó ayer el zaguero santanderino, consciente de la importancia del factor mental en esa cuenta atrás hacia el desenlace del campeonato liguero. «Si por algo se ha caracterizado este equipo es por perseverar, crecerse ante la adversidad. Otra vez el fútbol nos plantea una batalla bonita por delante y estamos más que preparados para afrontarla», expuso el veterano defensor, que lamentó que «los arbitrajes tampoco han ayudado a que esa situación sea otra». «Como tampoco lo podemos controlar no merece la pena perder el tiempo en valoraciones más profundas. Debemos intentar mejorar aquellos aspectos en los cuales ahora estamos teniendo dificultades, que creo que son muy pocos», expuso el lateral y central zurdo, que considera que los azules atraviesan «el mejor momento de juego, de actitud y de predisposición de toda la plantilla», aunque no le estén traduciendo a puntos, como les ha ocurrido en las tres últimas jornadas.

«Contábamos con ganar los tres y al final nos hemos tenido que conformar con dos empates, que dificultan un poco la pelea por el 'play off', pero ni muchos menos nos restan posibilidades», confesó el cántabro, que aboga por afrontar esta semana con el propósito de «limpiar la mente» y retomar el pulso competitivo con fuerzas renovadas para encarar el tramo final del campeonato. Ocho partidos por delante que el cántabro espera que se conviertan en doce con la esperanza de llegar hasta el final en un 'play off' para el que «todas las posibilidades siguen intactas». «Muy satisfecho en el plano personal» por la temporada que está completando y los minutos que le está brindando Anquela, espera «prolongar este estado de gracia» con la ambición de «aumentar un poco más el nivel».