«El equipo siempre compitió y dio la cara, por eso estamos con opciones»

El meta Champagne se estira para alcanzar un balón durante la última sesión. / ELOY ALONSO
El meta Champagne se estira para alcanzar un balón durante la última sesión. / ELOY ALONSO

El portero Champagne destaca que el conjunto azul está muy bien y que eso es algo que se puede comprobar en cada entrenamiento

R. J. GARCÍA OVIEDO.

En el Real Oviedo se respira optimismo para afrontar el tramo final de temporada. Eso es lo que, al menos, se desprende de las declaraciones que han salido del vestuario a lo largo de la semana. El turno fue ayer para el portero Nereo Champagne, que insistió en que llegan en un buen momento y en condiciones de luchar por el objetivo de meterse entre los seis primeros y poder pelear por el ascenso. «El equipo está muy bien, estamos compitiendo muy bien», dijo el guardameta azul, que mantiene la confianza de Sergio Egea desde su llegada.

El portero azul cree que esas buenas sensaciones que tiene el grupo se demuestran «en cada entrenamiento», en los que se ven, dijo, «las ganas que tenemos de seguir por este camino y hacer muy bien las cosas».

En la misma línea mostró su confianza en que, en los cinco encuentros que quedan, «el equipo va a competir» y además dejó claro que pueden cumplir con el reto que se han marcado de meterse entre los seis primeros. «Por supuesto que hay posibilidades porque matemáticamente están ahí. Veo al equipo enchufado y con ganas de seguir creciendo para alcanzar el objetivo, que obviamente es el 'play off'», dijo.

Además, Champagne considera que no es algo nuevo que se esté dando ahora. «El equipo siempre compitió y dio la cara, ya con el anterior entrenador y con este. Con altibajos, pero por ahora estamos con 'chance' de clasificarnos», explicó y concluyó reiterando que «se compitió durante todo el año».

El portero aseguró que no tenía referencias de su compatriota Serio Egea, pero es consciente que cuando hay un cambio de entrenador «algunas piezas varían, son diferentes, pero creo que el equipo ha competido siempre»..

Una de las cosas a las que se agarran los jugadores para afrontar lo que queda de competición, empezando por el partido del lunes en La Rosaleda, es que «nosotros no somos menos que nadie». «Vamos a un estadio de Primera División, con un equipo de Primera que ahora le toca estar en Segunda», puntualizó, algo que afrontan con ilusión porque «es una noche linda de fútbol».

En cuanto al encuentro ante el Málaga, el portero recordó que en las últimas jornadas «se vienen dando resultados positivos para equipos visitantes en este tramo final. Jugar en casa a veces pesa, les pasa a todos los equipos». Esa circunstancia es algo a lo que deben saber sacar partido el lunes. «Hay que aprovechar el nerviosismo si el partido no se da como el local quiere, tratar de aprovecharlo como hizo el Granada con nosotros, aunque con empuje lo pudimos sobrellevar», indicó Champagne, que considera clave «manejar los tiempos para que el reloj juegue a nuestro favor».

Respecto a Egea, destacó que les transmite seguridad y sobre el nuevo dibujo con cuatro defensas señaló que «al tener un jugador menos en defensa ahora, el portero tiene que estar un poco más pendiente de la espalda de los centrales». En cualquier caso, lo que pide el técnico a los porteros es «que atajemos las que van al arco, que demos seguridad y manejemos los tiempos».